LOADING

Type to search

MANERAS DE OLVIDAR A TU EX

Avatar
Share

¿A quién alguna vez no le han roto el corazón porque se ha visto envuelto en una ruptura amorosa o en un amor no correspondido?

Si tan sólo hubiera algo o alguien que nos avisara cuando el barco se hunde, para poder resguardarnos antes de la catástrofe, o si existiera algún remedio casero contra del mal de amores, seguramente más de uno lo agradecería.

En el libro “101 modos de olvidar a tu ex”, la escritora italiana Federica Bosco aporta una serie de consejos que ayudan a “desintoxicarnos” de ese mal que nos ha hecho derramar más de una lágrima.

PASO 1: NO TE ABANDONES.

Después de una ruptura sentimental uno no escucha razones, según Federica. En lo último en quien pensamos es en nosotros mismos, y sólo buscamos un medio que nos haga olvidar instantáneamente nuestro sufrimiento.

Los refugios casi siempre suelen ser los excesos: alcohol, comida, hasta el grado de sumergirnos en el fondo del pozo y con la salud estropeada. A la larga, estos “falsos amigos” vienen para quedarse.

“Recibo muchos e-mails de mujeres que no quieren aceptar el hecho de que él se ha ido. Incluso después de que la traicionase, la humillase o le demostrase que no la amaba, ellas siguen repitiendo la terrible frase “lo quería más que a mi propia vida”, argumenta la autora en una entrevista a EFE.

“No debemos llegar nunca a anularnos por otra persona, y cuando una se da cuenta de que se pierde a sí misma debe correr a protegerse”, aconseja Bosco.

Algunas veces hemos escuchado decir que hay que “ahogar las penas en alcohol”, pero esto sólo produce una sensación de bienestar durante diez minutos, después se convierte en paranoia. También recuerda que continuar con el cigarrillo o aumentar su dosis no hará que regrese tu ex. Y si eres de la que se engancha al refri en cada decepción amorosa al estilo Bridget Jones, la comida puede pasar de un aliado consolador a transformarse en tu peor enemigo, y sólo aportara muchos libras de más una vez terminada la crisis.

PASO DOS: DESINTOXICACIÓN.

Es la parte más difícil y larga de todo el proceso. Es donde le damos más vueltas a nuestros sentimientos, y nos hace daño rebobinar en nuestra cabeza una y otra vez los recuerdos al lado de esa persona, como si fuéramos masoquistas.

Es el momento en el que te encuentras más vulnerable, donde las recaídas parecen infinitas y el tiempo pasa muy lentamente, es aquí donde “101 modos de olvidar a tu ex”, recomienda tratarte como si estuvieras enferma, mimarte delicadamente y con mucho cuidado.

También es recomendable evitar convertirte en espía de tu ex. Sobre todo, cero emails, Insta o Facebook. Elimínalo de tus contactos, incluyendo sus fotos en tu computadora y cellular.

Escribir una lista con sus “pros y contras” también es una buena opción. Federica Bosco sugiere que empieces por los pros, y trata de ser lo más sincera posible, no escribas cosas que nunca hayas apreciado realmente porque sólo las echas de menos.

La frase “Un clavo saca a otro clavo” suele ser muy peligrosa y poco efectiva, aunque generalmente es una frase usada por los hombres, según argumenta Federica, no porque ellos sean más superficiales, sino porque cuando se sienten abandonados sufren una herida en su ego, que le confunde y lo hace sentirse rechazado.

De esta forma, dicha sentencia se vuelve la mejor arma para probarse a sí mismo que aún es deseable, mientras que las mujeres tienden a replegarse y a lamerse las heridas, porque salir con alguien sólo nos recuerda el pasado.

PASO TRES: LA HERIDA CICATRIZA.

Cambiar tus costumbres, y comenzar por visualizar una nueva etapa en tu vida te hará sentirte más aliviada, según Bosco.

Pasar el tiempo con esas personas importantes de tu entorno, como la familia y los amigos íntimos, siempre ayuda en tiempos de conflicto emocional, pues te conocen perfectamente y saben cómo te encuentras. Sólo necesitas un ambiente sereno y protector.

“Después de sentirme perdida y triste siempre me he ido de viaje. La distancia y el encontrarme sola en una situación nueva me obligaban a dejar de pensar en las recriminaciones de siempre, en pensar en el porqué y en el cómo y esto me daba una gran lucidez”, comenta Federica.

“A las primeras señales de que hay algo extraño en la relación, totalmente contrario con nuestra manera de ser y de pensar, debemos inmediatamente empezar a considerar la idea de que ese individuo no es para nosotros y cambiar de dirección, no convencerse de que va a cambiar, porque nadie cambia si uno no quiere”, puntualiza la escritora.

Por Beatriz Barrón. // EFE-Reportajes.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux