LOADING

Type to search

Mi Novio era un Fantasma

Avatar
Share

No sé si me van a creer o no pero creo que esto debe de ser contado… y se los voy a contar. Yo estudiaba la prepa en la Escuela Lázaro Cárdenas en B. C.. No conocía a mucha gente de la escuela, es m

No sé si me van a creer o no pero creo que esto debe de ser contado… y se los voy a contar. Yo estudiaba la prepa en la Escuela Lázaro Cárdenas en B. C.. No conocía a mucha gente de la escuela, es muy grande y es difícil encontrar a tus amigos, al menos que se ponga uno de acuerdo en verse en algún lugar de ahí.

La escuela es grande y es que antes, hace ya mucho tiempo, era un casino y tenía hotel, alberca, etc. Así que ya se imaginarán lo grande que era, pero bueno, el caso es que estando yo en el 4º semestre conocí a un muchacho que decía estudiar allí en sexto semestre. Yo nunca lo había visto y tampoco mis amigas, y la verdad es que era un tipo muy guapo, alto, blanco, su cabello negro y ojos azules muy lindos, de verdad.

Mis amigas nunca lo conocieron, lo que sabían de él era por mí, por lo que les contaba y cómo se los describía, etc… pero me decían que jamás lo habían visto. Lo más raro era que cuando se los quería presentar, él me evadía siempre. Salía con que ya se tenía que ir, que tenía clase, que ahorita venía, etc.., pero nunca se los pude presentar en la dos semanas que anduvimos. Bueno, pero primero les voy a decir cómo fue que lo conocí… Un día estaba yo en la cafetería desayunando y él se me acercó saludándome como si ya me conociera. Me dijo, “Hola Judith” Yo le dije “No soy Judith, me llamo Karina”, y él sólo me sonrió y se sentó al lado mío. Y me dijo: “¿Sabes? Te he añorado mucho y no puedo estar sin ti”.

Yo me asombré, le repetí de nuevo “Yo no soy Judith, me estás confundiendo”. Él no me dijo nada, sólo se levantó de la silla y se me quedó viendo. Me dijo: “Voy a pasar por ti a tu casa a las 7:00 de la noche”. No me dejó ni hablar, cuando lo quise hacer, él ya se había ido. Yo estaba súper sacadísima de onda pero después del transcurso del día se me olvidó el asunto. Luego ya yo estaba en mi casa y a las puras 7:00 escuché el timbre, abrí la puerta y era él. Yo me súper saqué de onda y me dijo “Hola Judith”, y le volví a contestar con enojo que “Yo no soy Judith, y no sé qué pretendes así que déjame en paz”. Le quise cerrar la puerta, pero él la detuvo, y me dijo “¿Por qué te enojas?”.

Me quedé callada, y la verdad es que me ponía muy nerviosa y no sabía qué decirle. El me miró con amor y me sonrió muy dulcemente. Me dijo, “ven, vamos al parquesito que nos gusta”. Me saqué de onda y le dije “¿A cuál parquesito?”. Me agarró de la mano y sin saber como, yo ya estaba caminando junto a él. En mi mente lo único que pasaba es que sólo era una forma de querer conquistarme. Yo le pregunté cómo se llamaba y me dijo que se llamaba Jose Salgado, luego se rió y me dijo, “si ya sabes mi nombre ¿por qué me  lo preguntas? ¿a qué estás jugando? ¿por qué has estado tan rara?”.

Yo le seguí el juego y le dije, “bueno, discúlpame, ya no voy a ser tan grosera contigo”. Después me sentí tan rara y le pedí que me llevara a casa. La verdad es que tenía miedo de estar con él a solas. Al día siguiente lo volví a ver. A la escuela me trajo un ramo de rosas y me dijo que me amaba, que era el amor de su vida y que no  podía vivir sin mí. La verdad es que me estaba conquistando, me gustaba mucho. Pasó una semana, yo lo seguía viendo todos los días, aunque sólo un ratito. No sabía donde vivía y un día le dije “¿Por qué no me llevas a tu casa para conocer a tu familia?”: 

“Pero si ya la conoces”, me respondió. Me quedé sorprendida y la verdad es que me dio un poco de miedo, por eso le contesté: “bueno, llévame a tu casa para saludar a tu familia”.  Y sí, me llevó, conocí a sus papás y a sus dos hermanos. Y les dijo a sus papás “les traje a mi novia, quería saludarlos”. Yo me sorprendí pero me sentí orgullosa y me tomé el papel de ser su novia aunque nunca me lo pidió. Después, el me seguía viendo y nos tratábamos como novios.

Un día me dijo llorando que por qué lo había traicionado si yo era el amor de su vida. Yo le dije que nunca le había traicionado, me agarró del cuello y me quiso ahorcar. Me dio mucho miedo. Se puso como loco. Después de ahí no lo volví a ver más, no me volvió a buscar. A mí se me hizo súper rarísimo y tomé la decisión de buscarlo. Fui a los salones del 6 semestre a preguntar por él y en ningún salón estaba, es más, ni lo conocían. No estudiaba ahí. Se me hizo rarísimo.

Un día fui a su casa y aquella estaba abandonada. Pregunté a una vecina y me dijo que las personas que vivían allí se habían mudado hacía tiempo. Que se fueron lejos porque les había afectado la muerte de su hijo que murió hace 7 años”. Yo le pregunté qué hijo se les murió y me respondió “José”…. Yo no lo podía creer!!!! Le platiqué todo lo que me había pasado y me dijo que él tenía una novia llamada Judith, y que ella le había engañado con otro, por eso él se suicidó. El estudiaba en esa escuela junto a su novia, y me dijo la señora que yo me parecía mucho a ella, que hasta creyó que era la propia Judith la que preguntaba por las personas de aquella casa.

Bueno, esta fue mi historia. Allá ustedes si me quieren creer o no. Lo único que les digo es que nadie conoció a ese muchacho más que yo… Y les juro que no estoy loca…… ¿o si lo estaré???

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux