LOADING

Type to search

Necesita consejería para salvar su matrimonio

Avatar
Share

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Por: Doctora Consejos

Querida Doctora Consejos:
 Siempre leo sus columnas. Quiero decirle que me parecen muy interesantes los consejos que Ud. da.

   Necesito ayuda de un mediador que arbitre una plática entre mi esposa y yo. Tenemos miles de problemas y no logramos entendernos, nunca llegamos a un acuerdo.

   Estamos a punto de separarnos, ha habido infidelidad de algún tipo de ambos lados, nos queremos y no queremos separarnos pero esto es algo que necesitamos hablar seriamente para perdonar ú olvidarnos y aceptar nuestra separación. Por favor, ¿me puede ayudar?

     — El Que No Quiere Pelear

Querido que no Quiere Pelear:

  Mi primer consejo es que busques un sacerdote o consejero matrimonial en el área cercana a dónde vives. En los centros comunitarios también puedes pedir ayuda de un mediador.

 Existen personas entrenadas para ayudar para que la comunicación se dé entre las dos partes que están en conflicto. Mientras encuentras a la persona que te pueda ayudar, mi consejo para ti es que sigas estas reglas:

-No hagas acusaciones. El “tú siempre haces mal esto o aquello” es algo que vuelve defensiva a la otra parte. Mejor di: “cuando no llegas a tiempo yo me siento nervioso, enojado, preocupado, etc.

– Escucha con respeto, sin juzgar. No hables mientras ella está hablando. Deja que termine sus frases y luego pregunta si puedes contestar. Si ella te quiere interrumpir, pídele con respeto que te deje terminar tu turno de hablar.

– Habla con voz calmada. No grites, no tiene la razón el que más grita, sino el que aprende a negociar.

– Pide y da detalles concretos. No digas “tú eres desatenta”, eso es muy genérico. Mejor di: “cuando no tienes la comida a tiempo, siento que no te importo”.

– Encuéntrala en el medio. Busca arreglar un asunto, por pequeño que sea, cediendo un poco y dejando que ella ceda también.

–  Ponte en los zapatos de la otra persona y trata de realmente entender qué es lo que le afecta. Sólo así podrás saber qué es lo que hay qué arreglar.

-Busca opciones. Eso que están haciendo, no funciona. Entonces busca formas en las que se pueda hacer de otro modo lo que causa conflicto. Quizá haciendo pequeños cambios en horario, distribución de labores o dinero, ocupaciones, etc, la tensión se pueda ir disolviendo.

– Enseña esta lista a tu pareja y hagan una cita para hablar. Elijan un sólo problema y discútanlo hasta que encuentren paz en ese terreno ya que se haya resuelto,  entonces hagan otra cita para hablar del segundo problema y así sucesivamente. Buena suerte para ustedes dos.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux