LOADING

Type to search

Neumáticos hechos de árboles, menos costo y mucha eficiencia

Avatar
Share

Muy pronto los automovilistas podrían conducir sobre ruedas hechas parcialmente de árboles, con menor costo, mayor eficacia, y un nada despreciable ahorro energético y de combustible.

 Muy pronto los automovilistas podrían conducir sobre ruedas hechas parcialmente de árboles, con menor costo, mayor eficacia, y un nada despreciable ahorro energético y de combustible.

 Un equipo de expertos en ciencias madereras de la Universidad Estatal de Oregón han hecho varios descubrimientos importantes sobre el potencial de la celulosa microcristalina, un producto que se puede obtener fácilmente a partir de casi cualquier tipo de fibras vegetales, para reemplazar parcialmente a la sílice como componente de refuerzo en la fabricación de los neumáticos de caucho.

 El nuevo estudio de este equipo sugiere que ese enfoque podría reducir la energía requerida para producir los neumáticos, disminuir los costos económicos y hacer que los neumáticos resultantes resistieran mejor los sobrecalentamientos.

  Las primeras pruebas indican que esos productos serían tan fuertes como los neumáticos tradicionales, permitirían una tracción similar a la de estos en pavimento frío o húmedo, y en ambientes calurosos brindarían una eficiencia mayor de combustible que los neumáticos tradicionales.

 Los profesores Kaichang Li, y Wen Bai del Colegio de Ingeniería Forestal de la citada universidad, se han mostrado sorprendidos por lo favorable de los resultados de su investigación para el uso de este material.

 Las fibras de celulosa han sido usadas desde tiempo atrás como refuerzos en algunos objetos de goma, como por ejemplo mangueras y aislantes e incluso, dentro de la industria automotriz, en cinturones de seguridad, pero nunca se las había empleado en los neumáticos.

 En este novedoso estudio, los investigadores reemplazaron hasta cerca del 12% de la sílice usada en la fabricación convencional de neumáticos. Esto redujo la cantidad de energía necesaria para formar el compuesto gomoso, acrecentó la resistencia del producto al calor y mantuvo su fuerza de tensión.

 La tracción siempre es un factor clave en la eficacia de un neumático, y el estudio muestra que la tracción del nuevo producto es comparable a la brindada por la tecnología existente, en condiciones húmedas o lluviosas. Sin embargo, a altas temperaturas como las del verano, decrece la resistencia al rodar, lo cual mejoraría la eficiencia energética, con el consecuente ahorro de combustible.

 Serán necesarios más estudios para confirmar la durabilidad a largo plazo de los neumáticos hechos con materiales vegetales que sustituyen a parte de la sílice…

Siguenos:
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux