LOADING

Type to search

No enterró a su madre… para seguir cobrando la pensión

Avatar
Share

No enterró a su madre… para seguir cobrando la pensión

En pequeña población de la Gran Bretaña, una mujer con su hija, mantuvieron encerrado en un cuarto de la casa el cadáver de la madre muerta. 

Los vecinos alertaron a la policía por la desaparición de Olive Maddock, de 95 años.

Al iniciar las investigaciones, las autoridades allanaron la casa y descubrieron el cuerpo de la anciana en un avanzado estado de putrefacción.

La hija de Olive, Hazel Maddock, una actriz en decadencia de 61 años, y su hija Jasmine, de 35, fueron detenidas inmediatamente. Donde declararon que no enterraron el cuerpo para poder seguir recibiendo el dinero de la pensión de la anciana. En estos meses los beneficios económicos fueron un poco más de 200 libras (328 dólares) mensuales

La policía estaba sorprendida por las insalubres condiciones en las que las mujeres vivían en una destartalada casa en el pueblo de Wallasey, en el condado de Merseyside.

Aunque el cadáver de Olive se encontraba en pésimo estado, una autopsia especial concluyó que la mujer tenía entre dos y seis meses de fallecida.

Esta es una historia de Casos y Cosas de no creer.

Entra en una comisaría a robar y se
llevó lo único que encontró: ‘armas’

Un delincuente disfrazado de policía puso en evidencia la inseguridad que golpea a Costa Rica, al robar dos armas en la armería de una comisaría, sin que ningún agente sospechara en ningún momento.

El hombre ingresó con uniforme por la noche en una comisaría en las afueras de San José, llegó hasta la armería y pidió una subametralladora UZI y una pistola 9 milímetros y se marchó tranquilamente.

“El armero no verificó en ningún momento la identidad del supuesto policía y luego, la persona se marchó”, relató el director de la Fuerza Pública, Juan José Andrade.

El ministro de Seguridad, Mario Zamora, reconoció que se infringieron todos los procedimientos policiales en el manejo del armamento. “Aquí no podemos hablar de falta de preparación o desconocimiento, pero sí de negligencia, descuido, impericia policial, llámenlo como quieran”, dijo Zamora.  “Estos hechos hay que frenarlos ya, de inmediato, pues tienden a convertirse en una peligrosa costumbre”, agregó Zamora, quien ordenó una investigación.

Sin dudas hoy en día no se puede confiar ni en la policía, este sí es un Casos y Cosas de la vida.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux