LOADING

Type to search

No juzgues a otra persona sin saber por lo que está pasando…

Avatar
Share

Neil Magner

 
  Es común en  el ser humano juzgar a otros por una acción o una actitud hecha en un momento determinado, sin embargo la historia que a continuación narraremos mostrará que todos tenemos diferentes pesares en nuestro corazón, y no por eso dejamos de responder a nuestras responsabilidades.
 
  Un médico entró a toda prisa al hospital después de dos horas de haber sido llamado para a una cirugía urgente. Aunque el médico había contestado la llamada lo antes posible. Se cambió de ropa y se fue directamente a la sección de cirugías. 
 
  En su camino encontró al padre del niño ir y venir en la sala de espera. Una vez al verlo, el padre gritó: “¿Por qué tomaste todo este tiempo por venir? ¿No sabes que la vida de mi hijo está en peligro? ¿No tienes sentido de la responsabilidad? “
 
  El médico sonrió y dijo: “Lo siento, yo no estaba en el hospital y me vine lo más rápido que pude después de recibir la llamada…… Y ahora, me gustaría que se calme para yo hacer mi trabajo”
 
  “¿Que me Calme? ¿Qué pasaría si fuera su hijo el que estuviera en esta habitación ahora mismo, estarías calmado? Si su hijo se estuviera muriendo ahora, qué harías? “, Dijo el padre enojado.
 
  El médico lo vio seriamente y contestó: “Voy a decir lo que dijo Job en la Biblia” Del polvo venimos y al polvo volveremos, bendito sea el nombre de Dios”. Los médicos no pueden prolongar la vida. Pero le prometo que haremos todo lo
posible”
 
  “Pedir calma y dar consejos cuando no estamos en peligro, es tan fácil”, murmuró el padre.
 ~La cirugía se llevó algunas horas. No fue nada sencillo, pero después de que el médico salió feliz, fue directo al padre del niño, y le dijo…  “Gracias a Dios! Su hijo se ha salvado!”.
 
  Y sin esperar la respuesta del padre el doctor muy apurado mira su reloj y sale corriendo. Mientras se marchaba apurado, le dijo “Si usted tiene algunas preguntas, hágaselas a la enfermera!”, ella está al tanto de su hijo y de todo lo que le realizamos.
 
  “¿Por qué era tan arrogante? No podía esperar algunos minutos más para poder hacerle algunas preguntas sobre el estado de mi hijo”, ¿Tan divertida estaba la fiesta de la que tuvo que salir para venir a operar a mi hijo?.
 
  La enfermera respondió, con lágrimas en su rostro: “El hijo del doctor murió ayer en un accidente de carretera, sin darnos la oportunidad de salvarlo. Cuando usted llamó al doctor para que operara a su hijo de emergencia, él se encontraba en el cementerio.
 
   Ese hombre al que usted juzgó de irresponsable, ya le salvó la vida a su hijo, dejando a medias el entierro de su propio hijo, déjelo ir”… 
   ~“Nunca juzgue a nadie a la ligera, porque puede ser terriblemente injusto con aquella persona”
Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux