LOADING

Type to search

No logró poner su nombre en la placa de su auto, así que se lo cambio ¡Y ahora él se llama C539 Fug.

Avatar
Share

Dave Perker, fanático de los autos, no pudo hacer realidad el sueño de que su auto tuviera un número de placa personalizado, así que él se cambió de nombre por el de la placa del coche y ahora, oficia

Dave Perker, fanático de los autos, no pudo hacer realidad el sueño de que su auto tuviera un número de placa personalizado, así que él se cambió de nombre por el de la placa del coche y ahora, oficialmente él se llama: C539 FUG… EN SERIO…!!!

En una inusual y hasta loca decisión, este mecánico originario de Leeds, Inglaterra, decidió llamarse igual que el número de la placa de su coche, con el que tiene ya 11 años y quiere que le llamen C539 ó Sr. Fug.  El hombre declaró: “He pedido a mis amigos que dejen de llamarme Dave. Quiero que me digan C539 o Sr. Fug. Mi segundo nombre es Fug.

“La gente puede pensar que estoy loco, pero no me importa, yo tengo placas personalizadas y los demás no”. Este cambio le costó a Dave -perdón al señor C539-, la cantidad de 40 euros (unos 48 dólares aprox.) por cargos legales. Una placa personalizada con sus iniciales o algo más cercano a su nombre le habría costado miles de dólares, mucho más allá del valor de su viejo vehículo, el que estima en unos 500…. “Esto era tan barato y sencillo que me pareció la mejor opción”.

Pleito con su Novia.

Al firmar sus documentos, dijo: “Renuncio completamente, reniego y abandono el uso de mi antiguo nombre”. Ha tenido que tramitar una nueva licencia de conducir, una chequera nueva tarjetas de crédito e identificación, y para colmo también le ha costado un pleito con su novia Donna Butler, de 32 años. Ella comentó: “No tenemos planes de casarnos, pero si lo hacemos tendrá que cambiarse el nombre otra vez. “De ninguna manera quiero que me llamen la señora C539 Fug. De hecho yo le sigo diciendo Dave, pensé que estaba vacilándome cuando dijo que se iba a convertir en un hombre nuevo. Ahora me doy cuenta de todo”.

Tardaran en Acostumbrarse

Su amigo Roger Bond, de 29 años, comentó: “Ha querido cambiar su placa desde hace años, pero jamás pensé que haría esto. Tardaremos algún tiempo en acostumbrarnos a ello”. Un vocero de la oficina que tramita licencias dijo que aunque esto le puede causar unas cuentas complicaciones, pero si así lo quiere él, pues nada se puede hacer para impedirlo.

Siguenos:
Previous Article

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux