LOADING

Type to search

No Logra Encontrar a su Media Naranja.

Avatar
Share

Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para

Salir avante de problemas no es sencillo, en especial
si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”,
es una sección que espera ser una guía para
quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Por: Sylvia Carlock

Estimada Doctora Consejos:

Soy una mujer de 30 años, me considero bonita, inteligente,
dulce y sobretodo una buena hija de Dios. A pesar de mis
cualidades, me he venido sintiendo insegura al ver que mis
amigas se casan y empiezan a realizarse como mujer. Yo, no
tengo ni novio, ni pretendiente, ni amigos, desde hace dos
años. Tal vez esa sea la causa de mi inseguridad.

Hace más o menos un mes, conocí a un chico que me gustó
mucho, pero que creo está lejos de mi alcance. Es un joven
inteligente, culto, con una mirada transparente, empresario,
sin complicaciones, tal como se lo pedí a Dios. Sin embargo,
además de ser año y medio menor que yo, es de un status social
más alto y yo soy su asesora. Oro a Dios, pues pienso en
él muchísimo, y no sé si haya posibilidades.

Cuando lo conocí, su trato hacia mí era amable, pero de un
tiempo para acá, se muestra muy distante. Me pregunto si
este comportamiento se deberá a que él presiente que me gusta.
Hace poco fue mi cumpleaños y él no me llamó para felicitarme.
Luego apareció como si nada.
 

No sé si la desesperación de sentirme amada, me hace fijarme
en personas que no debo. Me aferro a Dios, a la oración
y no soy mujer de insinuarme. Pero confieso que quisiera conocerle
y que abriera su corazón a mí, soy una mujer muy
valiosa, eso me lo ha dicho Dios.
— Luicia

Querida Luicia:

¿Te has fijado cómo entre más quieres atrapar algo, más se
escapa? Haz una prueba. Pon un poco de agua sobre la palma
de tu mano, haciéndola cóncava (como simulando un pozo).
Si la dejas quieta, el agua permanece ahí. Pero si la quieres
atrapar, el agua se escapa… Así es todo en la vida. Entre más
miedo tengas de estar sola y más desesperada parezcas por
tener compañía, más difícil va a ser que lo logres. Dices que
eres una hija de Dios. Si de verdad lo eres, confía en Él y
permite que se haga su voluntad, no la tuya. Quizá el tiempo
te dé a conocer a tu pareja ideal, que es probable no haya
llegado. Relájate y no te desesperes que una persona tensa
y ansiosa pudiera espantar a los posibles candidatos. Busca
actividades que te permitan conocer personas de tu edad, más
para divertirte que para buscar pareja. Pero mientras llega el
amor a tu puerta, que seguramente llegará, disfruta la soltería.
Acuérdate que la felicidad no es un destino, es un camino….
Te deseo buena suerte y que Dios te Bendiga!

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux