LOADING

Type to search

Orgasmos Masculinos

Avatar
Share

¿También se pueden fingir?

  Esta nota parece interesante, ¿verdad? Y en verdad lo es. ¿Creían que sólo las mujeres pueden fingir un Orgasmo? ¡Pues no! También los hombres pueden hacerlo y cada día nos damos cuenta que más y más hombres logran fingirlo. Pero, ¿cómo lo hacen?

  Algunos hombres toman aire y lo expulsan con cara de “¡qué cansado me dejaste!”. Otros respiran hasta fabricar un suspiro lo suficientemente creíble para su compañera de cama. Otros, menos histriónicos, ensayan un gesto culposo. Todos forman parte de una realidad que, hasta no hace mucho, se ocultaba.

 ¿Hay hombres que fingen sus orgasmos?… La respuesta es que sí… Sin embargo, hay que dejar muy en claro que orgasmo y eyaculación no son lo mismo. Los especialistas indican que el orgasmo y la eyaculación son dos fenómenos completamente distintos, aunque por lo general suelen darse juntos. El doctor Miller, médico psiquiatra y sexólogo, comenta: “Eyaculación es la emisión de semen a través de la uretra, mientras que orgasmo es la percepción consciente de la punta máxima de placer en la respuesta sexual”.

 ¿Se puede entonces, eyacular, sin tener orgasmo o a la inversa?… Sí y no, depende el caso. Lo que sí se sabe a ciencia cierta, es que quienes suelen no tener orgasmos, en su mayoría, ‘actúan’ como si lo tuvieran. Ya sea por estrés, desgano, falta de deseo o uso frecuente de viagra, pero lo cierto es que a veces fingen recibir placer a cambio de no dar explicaciones. De hecho, el fenómeno va en aumento: ya existe un 3% de varones que sufre de anorgasmia (y no impotencia) y una gran parte de ellos, cuando saben que no van a tener un orgasmo, deciden poner en práctica sus dotes de actores.

   ¿Pero por qué lo ocultan?…  En general, un varón tarda mucho más en asumir un problema sexual y trata de solucionarlo solo. Desgraciadamente, puede pasar mucho tiempo, en general años, hasta que la cuestión mejora. Lo más usual es el miedo al abandono. “Si tengo un problema, ella me va a dejar”. Otra causa es “no puedo quedar mal con tal o cual persona porque me interesa demasiado”. 

 Pero es inevitable: “El mandato de no fallar en la cama está presente permanentemente en los hombres”; los más compasivos no quieren lastimar a sus parejas, piensan que van a creer que no llegan a excitarlos lo suficiente.

 “Ella es tan buena y ya no sabe qué hacer para que yo termine. Y yo siempre estoy pensando en otra cosa, no me relajo”, dice Alberto de 30 años.

 Según los médicos, la anorgasmia también podría aparecer cuando se usa viagra. Algunos hombres que toman viagra no pueden eyacular y fingen. “La razón es que tienen una erección disociada de su excitación, por eso les cuesta excitarse para eyacular y… otra vez, deciden fingir un orgasmo”.

  La anorgasmia masculina es menos frecuente (3%), “aunque las justificaciones son las mismas”.  Con discursos como: “lo hago por cariño”, “es una mentira piadosa” o “pobre, se esfuerza tanto que me da pena que no resulte”. El tema de “fingir” en la cama ya es cada vez menos tabú. ¿Y quiénes fingen sus orgasmos mejor? Hay buenos y malos actores hombres y mujeres. Simplemente por razón de estadísticas se da más en las mujeres.

  ¿Ahora se finge más o menos, que antes en la cama? Aunque no hay estadísticas serias y confiables al respecto, en estos tiempos se vive el sexo con más exigencia por parte de hombres y mujeres, lo que causa más problemas y más ocultamiento. Hoy existe el lado de la exigencia; para las mujeres: “Hay que tener orgasmo y si es posible varios orgasmos a la vez”, “hay que ser multiorgásmica”. Para el hombre: “Hay que tener orgasmo sin eyacular”  o varios orgasmos, porque lo importante es la cantidad no la calidad. “A veces sé que no voy a acabar y por eso lo hago”, “en otras ocasiones me resulta mucho más cómodo fingirlo que tener que dar explicaciones”, sobre todo porque el problema no es repetitivo y la próxima vez, “que ande en mejor momento, seguro puedo llegar a mi orgasmo”, -comentarios de diferentes hombres-.

  En hombres y en mujeres, fingir el orgasmo no soluciona nada, al contrario, sostiene la disfunción. Aceptar que se tiene un problema, permite abordarlo y, por supuesto, solucionarlo. La indicación es la consulta con un profesional especializado. Jorge, de 30, confiesa: “No te voy a decir por qué lo hago yo pero, la mayoría de las veces, lo hago por varias razones que no siempre tienen que ver con la persona que tengo al lado: o no estoy disfrutando del momento realmente, o estoy cansado, o siento que estoy obligado a hacerlo, o simplemente, porque me duele la cabeza”, dice y se ríe a carcajadas. ¿Cómo?… ¿A ellos también les duele la cabeza?… Muchos temen que se les note cuando fingen y por eso pueden acabar pagando un alto precio por esas mentiras piadosas que les niegan la oportunidad de sentir un placer espontáneo y real, y les privan del derecho a ser activos a la hora de mejorar la calidad de sus relaciones sexuales. Es bueno saber que el fingir, tanto para ellos como para ellas, no ayuda en nada y con esto sólo se está enmascarando el problema; por ello lo mejor es buscar la ayuda de un experto en sexología, si lo hacen a tiempo, tengan por seguro que este problema tiene solución.

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux