LOADING

Type to search

PASOS A SEGUIR ANTES DE COMPRAR UNA MASCOTA!

Avatar
Share

Los padres de Luisito de 7 años nunca se imaginaron que aquel perrito que le compraron para su cumpleaños resultaría en un verdadero dolor de cabeza. Y es que llevados por el aspecto tierno y tranquil

Los padres de Luisito de 7 años nunca se imaginaron que aquel perrito que le compraron para su cumpleaños resultaría en un verdadero dolor de cabeza. Y es que llevados por el aspecto tierno y tranquilo del cachorrito pensaron que su cuidado sería más que sencillo.

Pero al igual que a estos padres a muchos más les sucede lo mismo, que guiados por la ternura de ciertos animales deciden adquirir una mascota para sus hijos, pero después no saben que hacer con ellos. Es importante tener en cuenta que un animal es un ser vivo que no puede ser arrinconado en lo alto de un ropero -como un juguetecuando ya no nos divierte. Por eso, antes de adquirirlo, hay que tener en cuenta algunos aspectos muy importantes.

ANTES DE COMPRAR UNA MASCOTA

El primero de ellos es que, por mucho que llore y patalee el niño, si los padres no están convencidos, no deben comprar un animal. Seguro que la casa está llena de juguetes que en un momento deseó ardientemente, pero que ahora ya ni recuerda. Es mejor ponerse firme una vez y decir no, aunque sufra, que luego recriminarlo diariamente por los problemas que nos da su mascota. Pero si al final usted decide comprarle a su hijo una mascota, debe darle lo que desea. Por ejemplo, si quiere un perro, no le de un sustituto, como un canario o un hámster. No le hará caso y al final tendrá en casa algo que da trabajo y que al niño no le interesa.

Y él seguirá soñando con su perro y sintiendo su deseo insatisfecho. Si no podemos comprarle el animal que pide, podemos darle alternativas, pero escuchando las suyas. Algo muy importante que debe tomar en cuenta es que aunque la mascota es para el niño, el cuidado recaerá sobre usted como adulto. Es conveniente que, por pequeño que sea, el niño colabore en el cuidado del animal (puede cepillarlo o ponerle el plato de la comida), pero no podrá responsabilizarse de él y quien deberá llevarlo al veterinario y le dé las medicinas en caso necesario es usted. Antes de llevarlo a casa, hemos de conocer todas sus características. Hay que saber ¿cuánto crecerá? ¿Qué cuidados diarios necesita? ¿Cuánto gasta?, ¿cómo se comporta con los niños? Si es posible, lo mejor es hablar con un veterinario, con otras personas que tengan en casa un animal similar, comprar libros o videos que hablen de sus características.

TIPO DE FAMILIA, TIPO DE ANIMAL

Cada familia puede ocuparse de un tipo de animal. Por mucho que a todos les gusten los perros, a lo mejor las circunstancias familiares (pasan poco tiempo en casa, viajan mucho, viven en un apartamento pequeño) no les permiten tener uno. No hay que olvidar que una mascota debe ser un agradable compañero, no una pesada carga de la que nadie, aunque quiera, se puede ocupar. La familia tiene que estar mínimamente de acuerdo. Cualquier animal, pero sobre todo el perro y el gato, llegará a ser un miembro más de la familia y, si alguien siente miedo o un rechazo profundo hacia ellos, se pueden producir problemas de relación.
Por otro lado, el niño debe entender que el animal no es un juguete. Antes de que se instale en casa, hemos de explicarle que se trata de un ser vivo al que debemos cuidar, atender y respetar, y que puede reaccionar mal si hacemos algo que él interprete como agresivo. Por ejemplo, no hay que molestarlo cuando está comiendo, y mucho menos quitarle el plato de comida; no ha de acariciar a un gato que bufa o tiene la espalda arqueada ni a un perro cuando gruñe o levanta el labio superior.

También hay normas legales para los animales En este país existe una Ley Federal de Sanidad Animal que establece las bases para la prevención, control y erradicación de enfermedades y plagas en animales, excepto de aquellos que habitan en el medio acuático. Entre sus disposiciones están:
–“El propietario de una mascota es responsable de inmunizarlo contra las enfermedades transmisibles propias de la especie, así como proporcionarle alimentación, higiene, movilización y albergue ventilado necesario, a fin de asegurar su salud.
— Garantizar que se proporcione a los animales un trato humanitario para evitar el dolor innecesario durante su captura, traslado, exhibición, cuarentena, comercialización, entrenamiento y sacrificio. — Un animal sano no puede contagiarnos ninguna enfermedad. La mejor manera de protegernos es vacunarlo, llevarlo regularmente al veterinario y mantener limpios sus trastes y su hábitat. — Al comprar un animal hay que exigir la factura (con fecha, identificación del vendedor, raza, garantías y precio) y, para perro y gatos, el pedigrí y la cartilla de vacunas firmada por un veterinario. — La venta callejera está prohibida. Lo mejor es comprar a través de veterinarios, criadores, tiendas especializadas o adoptar en sociedades protectoras.

Tal vez lo más importante que debe tener en cuenta respecto a tener una mascota en casa es que exista una correlación entre la edad del niño y el tamaño del animal, por ejemplo, un perro para un menor de seis años no deberá pesar más de 16 libras. Sabiendo todo esto, la decisión de comprar una mascota para su hijo, está en sus manos!

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux