LOADING

Type to search

Piense Y Sonria

Avatar
Share

A lo Mejor! Un italiano, un chino y un judio estan en un hospital esperando que sus esposas den a luz. En eso se abre la puerta

¡A LO MEJOR!

Un italiano, un chino y un judío están en un hospital
esperando que sus esposas den a luz. En eso se
abre la puerta del quirófano y
aparece una enfermera con un
bebé prietito, prietito en brazos.
– ¿Este bebé es suyo? -le pregunta
al judío.
-¡Como cree, claro que no
es mío!
– ¿Será suyo? -le pregunta al chino.
– No señolita, niño no sel de chino.
Entonces se dirige al italiano y le pregunta lo mismo:
– ¿Será suyo este bebé?
•-Hmm!,,, pueda ser que sí, pues mi mujer tiene la
costumbre de quemar todo lo que cocina!

QUE PROBLEMA!!

Dos amigos, gallegos por cierto, platican:
– ¿Oye Vena (para abreviar
Venancio) Y qué tal os fue en
ese viaje a Londres?

– Pues bien, Manolo; excepto
el último día…
Resulta que comí en un
restaurante al aire libre y
de repente ¡zas!, que
comienza a llover torrencialmente.
-¡Andaaa! Ya me imagino la empapada que te habeis
dao’. -• ¡Deja la empapada, Vena….: las horas que tardé
en acabarme la sopa!

PARECIDO

El jefe manda llamar al
empleado más flojonazo
y le dice:
– Usted me recuerda mucho
un avión, Gutierritos.
– oh!, Gracias, jefe; pero, ¿lo dice porque soy muy
rápido para todo?
– No!…. ¡Porque siempre anda en las nubes y
cuando esta aquí en la tierra no sirve para nada!

RECOMENDACION

Aquel devoto hombre que va a
confesarse y después de decirle
al Padre todos sus pecados, éste
le deja de penitencia que le dé
$ 100 dólares a la primera
persona que vea. El penitente
sale de la iglesia y se encuentra
a una mujer a la que le entrega
el dinero.
– ¿Cómo, nada más cien?
– Pero señora, es que el padre Cunegundo me dijo
que le diera cien dólares.
– ¡Ah, vaya, Cune! Sí, sí, es que él ya es cliente.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux