Poco satisfactorios resultados de alumnos en México y EE.UU., según un informe

EFE


Más de 400.000 niños en edad escolar nacidos en Estados Unidos forman parte ahora del sistema académico en México, a la vez cerca de 700.000 niños mexicanos se encuentran en escuelas de Estados Unidos y ambos comparten los mismos retos de educación, según un informe revelado hoy…

El reporte “The Students We Share” (Los estudiantes que compartimos), dado a conocer hoy por la Universidad de California San Diego (UCSD), encontró que el rendimiento de miles de alumnos que asisten a escuelas tanto de México como de Estados Unidos no es satisfactorio y su potencial está en riesgo debido a barreras de idioma, burocracia y falta de oportunidades.
“Estos estudiantes, brillantes, bilingües y biculturales, son de mucho valor para nuestros dos países, aunque con frecuencia se ven atrapados en la tierra educativa de nadie (educational no man’s land), donde la lucha para comunicar de los sistemas escolares, los requisitos burocráticos innecesarios y las barreras del idioma quebrantan las oportunidades de aprendizaje”, señaló Patricia Gándara, codirectora del Proyecto de Derechos Civiles de la Universidad de California Los Ángeles (ACLU), uno de los organismos involucrados en la investigación de este reporte.
El objetivo de este análisis es que autoridades educativas de México y Estados Unidos trabajen de manera conjunta para mejorar las oportunidades de desarrollo de estos alumnos, agregó la catedrática en un comunicado.
La comunicación continúa siendo uno de los retos principales, principalmente en estudiantes con nacionalidad estadounidense que regresan a México y se ven limitados ya que no pueden leer y escribir en español, detalla el informe que agrega que en México no existe un programa que ayude con esa transición.
“De manera adicional, se estima que no más del 5 por ciento de los maestros en todo México son competentes en el idioma inglés y su capacidad para enseñar en este idioma es muy limitada”, señala el reporte.
“A su vez, menos del 5 por ciento de los maestros en Estados Unidos están certificados como bilingües, y muchos maestros carecen del entrenamiento necesario y las habilidades para enseñar de manera efectiva a alumnos que su idioma nativo es el español”, continúa.
El informe detalla que la mayoría de los alumnos de origen mexicano se encuentran concentrados en California, Texas y la zona suroeste, una gran cantidad en zonas de Nueva York, Florida y Illinois y unos pocos en otros estados.
“Las poblaciones están creciendo rápidamente en los estados del sur y oeste medio, donde hay relativamente pocos recursos y poco conocimiento de cómo hacer frente a sus necesidades”, advierte el estudio.
Por otro lado, se estima que más de nueve décimos de los estudiantes estadounidenses de origen mexicano nacieron en Estados Unidos pero muchos de ellos tienen al menos uno de los padres que no cuenta con ciudadanía.
La repatriación forzada a México de padres “creará una inmensa crisis de vida” para niños estadounidenses que hablan inglés, asevera el estudio.
El mayor impedimento para ingresar a escuelas en México son los “procedimientos burocráticos” y documentos que estos estudiantes no tienen.
“La falta de políticas coherentes y comunicación está resultando en una pérdida masiva de talento humano, y una pérdida de personas muy jóvenes que pudieran servir como puente entre dos naciones alrededor del hemisferio”, dijo Max Matus, investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef) con sede en Tijuana (México).
A su vez, el investigador de UCLA, Gary Orfield, coincidió en que en ambos lados de la frontera “estudiantes mexicanos y de origen mexicano no están alcanzando el nivel de educación que necesitan para alcanzar el éxito y la movilidad de nuestras sociedades”.
Los resultados de esta investigación binacional fueron presentados en un simposio de dos días celebrado en la Ciudad de México y, se espera, se entregará un reporte a legisladores y autoridades educativas de los dos países con el fin de mejorar las condiciones para estudiantes.

Avatar

Ruby Limon

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *