LOADING

Type to search

Prácticos consejos para prevenir las hemorroides

Avatar
Share

Por: Sylvia Carlock

  “Quien mal anda, mal acaba”, dice el refrán popular y que esta semana viene a colación porque hablaremos de las hemorroides.

Por lo general las hemorroides son un problema de malos hábitos que se puede prevenir fácilmente. Es una enfermedad donde las venas alrededor del ano o del recto bajo se inflaman.

  Las hemorroides pueden resultar de estreñimiento crónico, cuando la persona se esfuerza por evacuar, por diarrea persistente o por otros factores. Por la falta de fibra en los alimentos, por falta de ejercicio o por estar, demasiado tiempo, sentados, entre otras causas.

Algunos otros problemas ano-rectales pueden ser confundidos con hemorroides, como abscesos, fístulas, fisuras e irritación y comezón, porque causan síntomas similares.

  Si las hemorroides se presentan por diarrea, por lo general desaparecerán pocos días después que se controle la diarrea.

  Para aliviar las hemorroides derivadas del estreñimiento, los doctores recomiendan agregar fibras a la alimentación.

  Para este objeto, lo primero es comer frutas y verduras o sea alimentos que contengan fibras naturales. Lo segundo es hacer ejercicio y agregar abundantes líquidos a la dieta diaria.
  Si hay un ataque agudo, se puede colocar un enema con la siguiente fórmula:

  Ingredientes
Una cucharada sopera de Salvia (Sage).
Una pizca de sal
Una pizca de azúcar.
Una cucharada sopera de agua oxigenada.
Dos tazas de agua.

   Modo de Preparación:
  Se pone a hervir el agua y cuando ya está hirviendo, se apaga la estufa y se vacía encima del agua hirviendo la Salvia, la sal y la azúcar. Se tapa y se deja reposar hasta que esté tibia la infusión. Se cuela y se vacía en la bolsa del enema. Se le agrega la cucharada de agua oxigenada.

   Modo de Aplicación:
  Se coloca el enema suavemente, colocando la cánula del irrigador con un poco de glicerina o crema para que entre suavemente en el ano sin molestar las hemorroides.
  La Salvia es sanadora y detiene el sangrado. Tiene propiedades restaurativas y astringentes.
  Internamente se puede beber té de Uña de Gato y licuados de frutas (sin leche) con un trozo de Sábila fresca para desinflamar y laxar suavemente.
  En ayunas se puede beber un jugo de zanahoria con un trozo de repollo para desinflamar y nutrir de minerales al cuerpo.
  Una vez que pase la crisis, lo mejor es prevenir un nuevo ataque cambiando de hábitos de vida, porque esta es una molestia que no mata pero tampoco deja vivir bien y las buena noticia es que tiene un remedio fácil que empieza por la boca.

  Algunas personas recomiendan los Tomates Marinos (Actinia Equina). Se compran siempre en par: hembra y macho. Se sabe que son hembra y macho porque al meterlos en agua uno flota y el otro se hunde. Por la noche se colocan los Tomates Marinos en un vaso de agua. Esta agua hay que beberla en ayunas. Este remedio es de gran ayuda a la circulación.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. Preguntas, comentarios: 7271 Garden Grove Blvd. Unit E, Garden Grove, CA 92841. Por email: consulta@doctoraconsejos.com y por fax al (714) 274-7199. Consulta el Diccionario de Hierbas y de Remedios en www.DoctoraConsejos.com

 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux