LOADING

Type to search

Problemas de alcoholismo en jóvenes y adolescentes.

Avatar
Share

Aunque muchos padres no queremos verlo y llegamos a convencernos que son otros chicos los que pueden caer en el vicio del alcohol, pero nunca

Sepa como ayudar a su hijo

Aunque muchos padres no queremos verlo y llegamos
a convencernos que son otros chicos los
que pueden caer en el vicio del alcohol, pero nunca
nuestros hijos, por eso, aunque nos digan, aunque
sospechemos aún así, habemos padres que nos resistimos
a aceptar esa realidad. Sin embargo una
cosa es cierta, sea o no que su hijo/a en algún momento
haya consumido algo de alcohol, pero este
es un vicio sumamente común tanto entre jóvenes
como en adolescentes, y además es una droga extremadamente
peligrosa. Por ejemplo, los jóvenes
y adolescentes que toman están más expuestos a
tener un accidente de carro, tener una pelea, tener
sexo sin protección y experimentar problemas en
la escuela.

Muchas veces son los mismos amigos quienes
presionan e incitan para dar inicio a este vicio.
Son los propios padres de familia que tienen que
ejercer gran influencia sobre sus hijos, por lo que
mientras más pronto se hable sobre el tema con
ellos, mucho mejor será.

No obstante, sabemos que no es fácil abordar este
tema con los hijos. “¿Qué debo decir? ¿Cómo iniciar
la platica?”, éstas son algunas de las preguntas
frecuentes que los padres se hacen en este tipo de
situaciones, por eso a continuación le damos….

Algunas sugerencias para conversar con los hijos
*-* Dialogar con los hijos sobre lo que piensan del
alcohol y preguntarles qué saben sobre el tema.
*-* Poner las cartas sobre la mesa y decirles nuestro
punto de vista, ya que si los padres de familia
permanecen callados en este tema, los hijos por lo
general lo toman como una aceptación.

*-* Enfatizar en los riesgos que se corre al verse
rodeados de “amigos” que sólo los incitan a tomar
para “disfrutar” de su compañía.
*-* Escucharlos, preguntarles sobre los efectos que
el alcohol puede traer a sus vidas.
*-* Darles a conocer que la cerveza, el vino, las be
bidas preparadas, y todas aquellas “bebidas recreativas”
pueden llevarlos a la adicción.

No cometamos el error de considerar que animándolos
a tomar y no decirles nada al respecto nos
favorecerá un acercamiento con ellos, ya que nos
verían como papás “buena onda”.
El permisivismo no nos acercará más a nuestros hijos,
al contrario, lo que nos une más es nuestra guía
y amor en todas las etapas de su vida. Esto significa
establecer límites, dialogar, escuchar y ayudarlos a
tomar las mejores decisiones que los lleven a vivir
mejor.

Los padres que educan a sus hijos respecto a este
tema, probablemente los aman tanto como los que
lo toman sin mucho cuidado, pero no están conscientes
que el alcoholismo en adolescentes se desarrolla
más rápido que en los adultos, inclusive pueden
caer en el vicio con menor cantidad de alcohol
que los adultos.

Puede tomar 10 años para que un adulto se convierta
en alcohólico, pero para un adolescente, el
convertirse en alcohólico le puede tomar solamente
10 meses, debido a sus niveles hormonales, su metabolismo
y estatura.

Como padres de familia debemos estar muy atentos
a nuestros hijos y dialogar con ellos para evitar
que caigan en este tipo de vicios que tal vez nunca
puedan sobrellevar.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux