LOADING

Type to search

"ANIMALES"… CRIMINALES, HEREJES Y ASESINOS!

Avatar
Share

A través de la historia -y aunque le parezca increíble- algunas especies de animales fueron acusadas, juzgadas y finalmente ejecutadas al habérsele encontrado culpables

     La historia está llena de casos por demás curiosos, insólitos o simplemente inconcebibles, por lo que hemos recopilado algunos hechos en donde determinados animales fueron acusados, juzgados y hasta sentenciados como si fueran humanos. Estos son algunos de esos casos…

       CERDITA AHORCADA POR ASESINA
   Corría el año 1386 (un siglo antes de que Colón llegara a América) cuando en la comarca de Falaise, al norte de Francia (una comunidad rural e ignorante), una cerdita fue acusada de haber matado a un niño… Aunque no se tienen datos exactos, se sabe que la puerquita atacó a uno de los niños pequeños de una familia campesina y lo mató. Por esta razón, el señor feudal reunió al tribunal de notables, nobles y el cura, quienes luego de juzgar y deliberar, condenaron a muerte por ahorcamiento a la porcina asesina, como si fuera una persona. Por insólito que parezca, en el juicio se elaboraron actas y se escucharon los testimonios de testigos, uno de los cuales declaró a favor del buen carácter de la cerda.

  Finalmente, el nueve de enero del mismo año, en la plaza del poblado, exactamente frente a la iglesia, el verdugo (con todo y capucha), subió al cadalso y ejecutó la sentencia dictada por el juez: Le cortó a la víctima parte de la cara y una pata, ya que había mordido al niño en la cara y en un brazo. Posteriormente, fue ahorcada, su cadáver quemado y después arrastrado por las calles, para mostrar que la condenada, a pesar de ser un animal, había actuado con plena conciencia y responsabilidad.

  Cabe mencionar que según los historiadores franceses Jean Ulbach y Alain Rivasseau, antes de llevarse a cabo la sentencia, a la cerdita se le vistió con ropas de ser humano: pantalón, camisa y guantes. Y, para que la ejecución sirviera de escarmiento para otros que quisieran seguir su ejemplo, ¡el juez ordenó que todos los cerdos del pueblo estuvieran presentes en la ejecución!!…

   Pero el anterior no ha sido el único caso donde los animales han sido considerados criminales. Ahora les presentamos:

 ALGUNOS OTROS CASOS INSÓLITOS
   En 1594 el prefecto de Regina, población rural del sur de Italia, condenó a la hoguera a una gallina que fue acusada de “bruja” y “animal demoniaco”. El crimen del plumífero fue haber cantado, labor que sólo le era permitida a los gallos.
   El tribunal que condenó a la gallina, dijo que la actitud de ésta había sido “sobrenatural” y “sospechosa”.

            Lagartijas… ¡Excomulgadas!
   Durante el siglo XV, un obispo excomulgó a todas las lagartijas de Suiza. ¿El motivo? La zona de Laussana estaba invadida por una verdadera plaga de estos simpáticos reptiles. Los monjes de la ciudad abrieron las iglesias y ordenaron a las lagartijas que se presentaran para “ser juzgadas ante Dios” Obviamente, como los animalitos no hicieron acto de presencia, se les dio un plazo de tres días para abandonar el país “so pena de incurrir en la maldición de Dios y la corte celestial”. Como una vez más, las tercas lagartijas no obedecieron, el obispo organizó una solemne misa para excomulgarlas a todas!!.

  Un Gato fue encarcelado ¡Por haber cortejado  “Sin Autorización” a una Gatita!

  En Estados Unidos, durante el siglo XVII, los gatos también pasaron tragos amargos. Muchos de ellos terminaron en la hoguera, junto con sus dueñas, las famosas brujas de Salem, en 1645. Otros mininos terminaron en la cárcel, debido  a su naturaleza “ardiente e inmoral”, para los ojos de la sociedad puritana. El mejor ejemplo de ello lo tenemos en un gato de Maine (un estado al norte de la Unión Americana)  el cual fue condenado a purgar a un mes de prisión en una jaula por cortejar “sin autorización” a una gatita, cuya dueña era una anciana moralista y asustada.

  Lamentablemente, en la antigüedad, los gatos y los perros fueron los animales más perseguidos y condenados a ridículos juicios, tal vez porque, al ser animales domésticos, estaban más asociados con la conducta de sus amos.

  Durante las famosas persecuciones de brujas de Salem, fueron muchos los felinos que murieron junto a sus amos, que en la mayoría eran mujeres. Por ejemplo, la comunidad de Leyden, no sólo quemaba a cuanto gato se involucraba en un caso criminal, sino que llegó a prohibirlos, acusándolos de esparcir enfermedades a propósito. La ciudad, que en aquel entonces sufría de la peste, culpó de ella a los gatos, acusándolos de ser “animales demoniacos, pestilentes y amigos de Lucifer”.

  Los verdugos trabajaron día y noche quemando gatos en las múltiples hogueras, hasta que, finalmente, la ciudad se vio libre de ellos. Lo malo fue que el año siguiente la peste regresó y se descubrió a sus verdaderos transmisores: las ratas, las cuales se multiplicaron increíblemente, porque no había gatos que las diezmaran.
   Y como estos casos de “Animales Criminales, Herejes y Asesinos” hay muchos más, pero el espacio es poco, así que aquí concluimos con este tema, pero no sin antes enfatizarle a usted, amable lector que… Créalo o No… Así Fue!!

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux