LOADING

Type to search

¿Qué tan compatibles son, sexualmente?

Avatar
Share

En tu relación de pareja, el interés sexual se puede ver afectado por muchos factores: cambios hormonales, medicamentos como antidepresivos o píldoras para regular la presión sanguínea, fatiga,

 Estar en desacuerdo con tu pareja en la frecuencia en que hacen el amor puede ser un factor de problemas… Descubre qué hacer si éste llegara a ser tu caso.

Por: Dra. Karina Navarro

 En tu relación de pareja, el interés sexual se puede ver afectado por muchos factores: cambios hormonales, medicamentos como antidepresivos o píldoras para regular la presión sanguínea, fatiga, estrés y por supuesto, problemas en la relación.

  La verdadera raíz de todo, entre 115 razones se incluyen el estado anímico, lo que aprendiste acerca del sexo en la escuela, las actitudes de tus padres ante el tema y además qué tan abierta ha sido tu formación religiosa, cultural y étnica respecto a la sexualidad.

  Las diferencias entre la pareja pueden hacer que una relación se rompa porque una persona se siente rechazada y la otra presionada. Esto se conoce como el ciclo de culpa-vergüenza-flama, la persona que quiere tener sexo siente que su pareja ha dejado de desearla, y dice cosas que provocan que la otra persona se sienta avergonzada. Entonces, ésta culpa a la otra diciendo frases como: “Bueno, si tú hicieras esto, quizá yo querría tener sexo” y aquí viene la flama que ocasiona ira, resentimiento y peleas.

  La clave está en separar los hechos de las emociones, es decir, si tu pareja está menos interesada en hacer el amor, normalmente no es un rechazo personal, por lo que debes hacer todo lo posible por mostrar empatía hacia él y evitar que se presente una lucha de poder en la que el miembro de la pareja que no quiere tener sexo parece ser el del control y el otro no se convierta en víctima.

¿Cuál es tu tipo de libido? 

  El concepto de los 10 tipos de libido, descúbrelos y si te identificas con uno o más de éstos, alcanza la solución y la verdadera plenitud sexual.

Sensual. El hecho: Durante el acto sexual, la intimidad emocional te parece más importante que el desempeño físico. ¿Qué hay detrás de ello? El sexo te conecta emocionalmente con tu pareja, es la expresión física de la relación. 

Consejo: Si tu pareja se niega y te sientes rechazada, pídele que te lo diga de la manera más amable posible.

Estresado/a. El hecho: Sientes deseo, pero a toda costa evitas tener sexo porque te preocupa no poder satisfacer a tu pareja. ¿Qué hay detrás de ello? Tu inseguridad puede provenir de un período difícil, tal vez exceso de trabajo, algún problema grave o cierta enfermedad, lo que sea, pero en el que en estas concisiones, el sexo no era prioridad. 

Consejo: Habla con tu pareja y juntos vayan a un terapeuta para que aterrices las verdaderas expectativas que tienes del sexo.

Desinteresado/a.

 El hecho: No te importa si no tienes sexo. ¿Qué hay detrás de ello? Quizá pasaste del tipo de libido “estresado/a” a éste, o simplemente, de forma natural, tienes muy poco interés en el sexo. 

Consejo: Logra impulsar tu deseo y busca una buena razón para tener sexo en lugar de las razones para no tenerlo.

Indiferente. El hecho: No te preocupa no tener sexo: es más fácil satisfacer tus necesidades sexuales mediante la autocomplacencia. ¿Qué hay detrás de ello? Tus prioridades en la vida son otras, tal vez el trabajo es una de ellas. 

Consejo: Habla con tu pareja acerca de las diferentes formas que hay para lidiar con las presiones de la vida y construyan intimidad mediante acercamientos no sexuales.

Erótico/a. El hecho: Sólo sientes cercanía emocional con alguien que es muy apasionado en el ámbito sexual. ¿Qué hay detrás de ello? Para ti, el sexo es la parte más importante de una relación y necesitas sentirte muy deseada. 

Consejo: Diviértete, pero también pon atención a las necesidades de tu pareja, aunque te parezca sexo tradicional o cursi.

Adictivo/a. El hecho: Para tí es difícil resistirte al sexo, aún cuando tienes una relación estable con alguien. ¿Qué hay detrás de ello? Puedes estar usando el sexo para elevar o reafirmar tu autoestima. 

Consejo: Ve con un terapeuta, es algo realmente necesario para ti.

Reactivo/a. El hecho: Sólo te sientes satisfecha cuando complaces a tu pareja. ¿Qué hay detrás de ello? Estás cómodo con tu apetito sexual, pero tu placer se origina, principalmente, al darle placer al otro. 

Consejo: Para asegurarte de que tú también logres satisfacción, dile o muéstrale a tu pareja qué es lo que quieres o qué te gusta.

Autoritario/a. El hecho: Sientes que deberías tener todo el sexo que quieras en la vida, porque estás comprometida con una relación. ¿Qué hay detrás de ello? Quizá le das demasiada importancia a la idea de que todas las personas tienen mucho sexo y muy apasionado. 

Consejo: Un dato real te puede ayudar, ¡pocas personas tienen sexo pleno todos los días!

Compulsivo/a. El hecho: Te cuesta mucho trabajo excitarte o disfrutar del sexo, a menos que se incluya alguna situación u objeto especial a la acción. ¿Qué hay detrás de ello? Los investigadores no están seguros de por qué los fetiches, sean simples o extremos, son imposibles de dejar para algunas personas, pero por lo general se comienzan a usar a una edad temprana. 

Consejo: Habla con un terapeuta si tu fetiche está afectando de forma negativa tu vida o tu relación de pareja.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux