LOADING

Type to search

QUE NO TE VEAN CUAL UBRES DE VACA

Share

Quiiiuuubo!, quuiibo!, quiubo!, como están mis tuerkitas y tornillitos, bien?;  y qué… ya listos pa’ la celebración de la Navidad, con su cena, los intercambios de regalos, las fiestas y todo lo que esta época impone… Pues no es por nada, pero yo cada año en esta temporada, tengo muy presente aquello de ‘¡Regale afecto. No lo compre!’… lo malo es que a la hora de la hora, no puedo evitar comprar uno que otro que otro regalito, y otro y otro y…

Pero dejemos esas bobadas y a lo que te ‘truje chencha’, y dejenme les echo el último rapidín de este año… este chistorete se llama ‘‘La Loteria’, ai’ les va:

Resulta que el mero 23 de Dic. una mujer llega tan apresuradamente a su casa, que hasta rechina las llantas de su auto en la entrada; corre dentro tirando las puertas y grita a todo pulmón:

“Enepomuceno, empaca tus maletas. !!Me gané $25 MILLONES EN LA LOTERIA!!”.

El marido entusiasmado responde: “!Oh!, Dios mío!… Que emoción!!!!….Qué debo empacar? ropa de playa, de montaña o para ir a Europa??

Ella responde:  No importa!!!!  Tu solo empaca y lárgate a la __iinnada!!!

Ji, ji,,,, vieja gaschia!

Y volviendo al tema del inicio, oigan que bronca con eso de las compras navideñas, a poco no? porque yo no sé a ustedes, pero a mi casi siempre me pasa cada año, que poco antes de estas fechas, empiezo a pensar que y a quien le voy a regalar, por supuesto siempre pensando en que los regalos cumplan la regla de las 3B, o sea, Bueno, Bonito, y Barato, ah!, y claro, que además le guste y le quede a la persona en cuestión… Ufff!

Pero como buen hombre que soy, no soy muy dado a ir de compras, es mas no me gusta (conozco algunos mandilones a los que si les encanta, pero son excepciones), así que termino pidiendo ayuda a la mujer, (que por lo general a todas le gusta ir de compras, aunque hay excepciones) aunque también por lo general eso sale contraproducente, porque pa’empezar, ademas de aportar mas dinero del presupuestado, si le pide que la acompañe, ya se jodió la cosa, porque entonces va uno de chofer, acompañante, experto en modas y consejero balín -y digo balín, porque a pesar de los consejos que uno les de, ellas siempre comprarán lo que quieren ¿a poco no? ah!, y me faltaba, también lo llevan de cargador y equilibrista, porque de una lista de diez regalos, uno sale del mall con seis cajas, cuatro bolsas, con 2 ó 3 artículos dentro de cada una, tres paquetes y dos envoltorios… más un paquetito que ella carga, junto a su bolsotota dizque de mano… Ah!, pero ni modo, así son ellas y así hay que quererlas, que le vamos a hacer.

Ahora que si, a pesar de que no te gusta, decides ir solo, la cosa se complica más. Porque pa’ empezar te da güeva y, cuando al fin te decides y llegas al centro comercial, la primer bronca es estacionarte. Tras darle vuelta y vuelta al estacionamiento y pelear con algún güey que te ganó un lugar, terminas como los ueeefos del perro, metido hasta mero atrás.

Y empieza la otra odisea, encontrar lo que buscas, porque todos los estantes están revueltos… Camisas en el área de calzones, pantalones en medio de los sweteres, etc. y cuando crees que encontraste la chamarra que buscas no hay de la medida que quieres, y si la hay, casualmente esa no está en oferta.

Y pa’ colmo, a pesar de traer lista de regalos en la mano, empiezas a comprar __indejada y media y sin ningún empacho sacas la (o las) tarjeta y firmas y firmas y firmas… pero allí cometerás el pecado que tanto criticamos a las mujeres, comprar, comprar y comprar….   Pero ahí no acaba la cosa, porque si tenías algo de dinerito ahorrado, que a toda ‘M’, pero si no, en realidad el calvario apenas está por empezar, ya que a partir del mes entrante, por más que le metes y le metes dinero a la __iingada tarjeta, el saldo apenitas baja!

Así que mis cuates, esta Navidad, por más que la tarjetita de plástico aguante todo, no abuse de su firma, sino quiere que los bancos lo vean a usted como una vaca y a su bolsillo cual ubres de rumiante, que lo ordeñan y ordeñan y uno ni los cuernos levanta…

diGo… yO No’mas DigO!

Siguenos:

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux