LOADING

Type to search

RELACIONES ABIERTAS… FUNCIONAN?

Avatar
Share

Vivir en una relación abierta para algunos pueda que sea fuerte, una locura, hasta tildar a los que las practican de pecadores. Pero nada de eso, vivir en una relación abierta, es una forma que a algunos les funciona de maravilla, evitando según con esto infidelidades en las relaciones…. Si bien es cierto mantener una relación de dos es algo tradicional créalo o no existen muchas parejas que practican una relación abierta.

Ahora bien, el hecho de que sean una rareza en nuestros entornos culturales hace que circulen muchos mitos sobre estas relaciones y su potencial, hecho que puede llevar a error y a tener unas expectativas equivocadas sobre lo que son. ¿Qué pasa con los celos? ¿Dónde queda el compromiso? ¿Funcionan realmente? No son pocas las dudas que surgen en torno a este tipo de parejas. Hoy les cuento cómo es en realidad tener una relación abierta.

¿QUÉ ES UNA RELACIÓN ABIERTA?

Una relación abierta es una relación de compromiso entre dos personas que quieren compartir su vida juntos, pero ambos están de acuerdo en no llevar un estilo de vida monógamo. Por lo que el significado de este concepto es la relación de que las partes están de acuerdo en tener relaciones románticas o físicas con otras personas si así lo desean. Normalmente una regla en las relaciones abiertas es que si se mantienen relaciones con otras personas se debe informar a la pareja para evitar engaños o mentiras. Como decía Frida Kahlo, “La base de toda una relación es que ninguno salga con pendejadas”. En otras palabras que ambos tienen QUE SER SINCEROS PORQUE SI NO LAS COSAS NUNCA FUNCIONAN.

Valeria Schapira, experta en vínculos del portal Match.com comenta que la premisa de los que reivindican las uniones libres es que “es difícil mantener el interés en una sola persona a lo largo del tiempo, y alternar con otros los ayuda a seguir al lado de aquel a quien aman, pues sienten que en la variedad está el placer. Sostienen que su opción solo evita la inexorable infidelidad en que cae el grueso de las parejas”.

QUÉ SON Y QUÉ NO SON

“Una pareja abierta no es una pareja infiel, ya que hay un consenso previo de los dos integrantes”, argumenta Schapira. Darse el permiso de satisfacer sus deseos sexuales por fuera de la “relación de base”, es para sus seguidores más honesto y realista. Una encuesta realizada por la firma YouGov determinó que el 13 por ciento de los norteamericanos tienen una relación liberal o han estado en alguna en el pasado, y un 14 por ciento manifestó que les gustaría flexibilizar la que tienen. Sobra decir que los celosos deben abstenerse, si tu te consideras una persona celosa, es mejor olvidar este estilo de ser. El solo hecho de proponer este tipo de acuerdos, aunque no se lleven a cabo, puede hacer que el otro sienta desconfianza. “Nos enseñaron que la seguridad en nuestras relaciones reside en tener la atención exclusiva de un compañero perfecto en el amor y el sexo. Pero uno puede aprender a estar tranquilo y feliz en diferentes tipos de enlaces”, expresó a FUCSIA Dossie Easton, autora de Ética promiscua.

AUNQUE NO PAREZCA, TIENEN LÍMITES

Cada contrato de pareja es único y, por tanto, sus reglas, particulares. ¿Cuántas veces está permitido salir con una misma persona? Están quienes piensan que es mejor no repetir para que no se genere un vínculo fuerte con alguien externo a la relación titular. Los amigos mutuos y los viejos amores suelen quedar excluidos. Algunos establecen que su cama es sagrada y están las que solo permiten el sexo con otros, si ambos se encuentran presentes en la escena. Y no hay que obviar las normas para tener relaciones sexuales seguras.

LA PAREJA ES LO PRIMERO

Hay dos protagonistas, comprometidos emocional y espiritualmente… Los demás son personajes secundarios con los que se tiene sexo. Una relación abierta no es excusa para que se descuiden el uno al otro y haya un sentimiento de abandono, así que no es buena idea cancelar un plan en pareja por una aventura. Quienes valoran al máximo su libertad sexual la ponen por encima del riesgo imperante de que alguno de los dos se enamore de un tercero.

Aunque el tema sigue siendo polémico, el mantener una relación abierta, depende mucho de la sinceridad, confianza y mutuo acuerdo. Pueda que esa libertad, lleve a una mayor felicidad para la pareja.

Y tu… ¿te animarías a tener una relación abierta?

Siguenos:

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux