LOADING

Type to search

REMEDIOS PARA LOS PIES HINCHADOS

Avatar
Share

Para una carta que llegó hace tiempo pero no pudimos contestar, va ahora la respuesta. Nos preguntan qué hacer para tratar los pies hinchados. Tenemos algunas respuestas, pero lo más importante es saber, ¿por qué se hinchan los pies?

Las causas de los pies hinchados pueden ser varias y algunas de ellas de importancia médica, por eso es importante acudir a un médico para tener un diagnóstico preciso. Si el síntoma se presenta con regularidad, no lo piense.

Las causas más comunes son el exceso de sal, problemas de circulación de sangre, el sobrepeso y la edad avanzada. En mujeres también se pueden contar el embarazo, el ciclo menstrual y el uso o no de anticonceptivos con estrógeno.

Como tratamiento complementario o para casos en que los pies hinchados se presentan ocasionalmente y tras días de mucho estar parados o caminando, estos remedios pueden servir.

Baños. Se trata de meter los pies en agua tibia-caliente y descansarlos un poco ahí. La alta temperatura del agua dilata los tejidos y relaja los músculos, aparte, estimula la circulación mientras el resto del cuerpo descansa.

Para los pies el baño con sal es el más común. Ponga en un recipiente agua tibia-caliente, hasta donde aguante pero que no le queme, ponga un par de cucharadas de sal. El agua con sal que penetre los poros de la piel tiene propiedades antisépticas y antimicrobiandas, así que este baño limpia.

Para mejores efectos en el baño está el baño con salvia, trate con unas dos cucharadas de salvia y agua tibia-caliente. La salvia es desinflamante, aparte de ser antiséptica. Puede también incluir con la salvia otras cosas, como unas gotas de aceite o un manojo de árnica, una yerba famosa por ser desinflamante. Pregunte y decida, porque muchas otras yerbas son desinflamantes, como la menta, el romero, el cardamomo.

Alimentación. Usted sabe si tiene o no sobrepeso y si está cuidando que su comida no aumente su presión arterial. La lista es simple: evite las sales, azúcares, grasas saturadas y harinas en exceso o fritas. Aumente el consumo de todo lo verde que no se cocina. Menos pasteles y más ensaladas. Adiós refrescos, bienvenida el agua natural.

Los alimentos famosos por desinflamar las vías circulatorias de la sangre son: piña, cacao, rábano, pimiento, cebolla, jitomate y papaya.

Ejercicio. Usted sabe si hace o no suficiente ejercicio. La mínima necesaria para palear un problema de circulación son 20 minutos de ejercicio diario o cuarenta minutos de rutina media, como caminar o hacer un trabajo físico.

Menos sillón, más caminatas con el perro. Tal vez es lo último que quiere hacer si le duelen los tobillos, así que asegúrese que no sea precisamente por falta de ejercicio que le duelen tanto.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux