LOADING

Type to search

Rencor, rabia y frustración, enemigos del deseo sexual.

Avatar
Share

En el silencio de la noche, mientras se produce el rito de una relación íntima, pero en forma por demás sistemática y rutinaria, algunas mujeres llegan a pensar que ellas no son normales, porque no so

El primer paso para vivir a plenitud la sexualidad femenina, es tomar conciencia de que existenciertos traumas y que éstos, son como grandes nudos en el cuerpo que entorpecen el deseo

En el silencio de la noche, mientras se produce el rito de una relación íntima, pero en forma por demás sistemática y rutinaria, algunas mujeres llegan a pensar que ellas no son normales, porque no son capaces de sentir deseo sexual. Esta ausencia de deseo sexual, por lo general es acompañada también, por ausencia de fantasías, sueños eróticos e incapacidad de percibir el atractivo sexual hacia la pareja. Pero lo peor, es que no siempre, la mujer que padece esta disfunción es consciente del origen de su problema.

Tanto para el hombre como para la mujer, las fuentes de excitación sexual son la combinación de las emociones y los sentidos; una vez que el cerebro recibe la orden de excitación por cualquiera de estas dos fuentes de deseo, el cuerpo da una respuesta sexual, a nivel fisiológico (sensaciones físicas, erección del pene o de los pezones femeninos, etc.) y a nivel psicológico (fantasías, pensamientos e imágenes eróticas), lográndose un encuentro pleno entre dos personas.

Las mujeres que sufren ausencia de deseo sexual deben saber que en la gran mayoría de las veces, el origen del trastorno no tiene relación con los factores fisiológicos, sino con conductas aprendidas o con problemas emocionales, tales como el rencor, rabia, frustración, etc., pero que no fueron resueltos en su pasado.

Así, el deseo sexual inhibido suele tener sus causas en una infancia con violencia doméstica, una historia de abusos sexuales, educación represiva, y más tarde con experiencias íntimas traumáticas, infidelidad, temor al placer, o distorsión de lo que es la sexualidad, etc.

Los trastornos emocionales, constituyen aproximadamente 90% de las causas de la ausencia de deseo sexual femenino. La falta de ganas de tener sexo se caracteriza porque la mujer presenta ausencia o pobreza de fantasías, y evita simplemente los contactos sexuales.

El primer paso para vivir a plenitud la sexualidad femenina es tomar conciencia de que los traumas emocionales se convierten en bloqueos neuromusculares, algo así, como grandes nudos en el cuerpo que entorpecen la actividad sexual. Todos tenemos una caja fuerte mucho más importante que la de cualquier Banco. Es nuestra “caja mental”, la cual guardamos en nuestro inconsciente y a veces ni sabemos que cargada tan está, y otras veces, no sabemos, ni siquiera que nuestro pasado se presenta detrás de cada uno de nuestros comportamientos diarios. Son los datos que almacenamos allí, como las emociones, los traumas, imágenes
que nos impactan, recuerdos intensos, etc., los que como unos duendes traviesos aparecen a la hora de disfrutar de la sexualidad para recordarnos algo malo que nos saca de onda. Esta información guardada, es realmente importante en nuestra vida cotidiana, tan importante que hace desaparecer el deseo sexual.

Aquellas mujeres que no entienden por qué no “tiene ganas de tener sexo”, si practicaran un buceo submarino profundo en la historia de su vida, encontrarían su caja mental donde están “guardadas” las causas de la inapetencia sexual que hoy en día les amenaza su estabilidad de pareja o la razón para no desear tener sexo coital con un compañero.

La mayor parte de las veces no somos conscientes de que en nuestro cuerpo, acumulamos toda la carga emocional producida por nuestra historia de vida. Y eso sucede, día tras día, y problema tras problema, y a la hora de sentir deseo sexual algunas mujeres se quedan insensibles por el peso de emociones negativas guardadas .

Para sanar, cuando el dolor no es físico, sino emocional, se necesita identificar cual es el recuerdo, evocar alguna situación pasada que la marcó negativamente, para poder “darse cuenta” de qué es aquello que impide el goce del placer sexual, al cual toda mujer tiene derecho.

A las mujeres que me confiesan este problema, les aconsejo hacer un camino de regreso sobre cada una de las situaciones que creen haber olvidado, para encontrarlas otra vez, y reflexionar sobre ellas; cambiando la forma de recordar, sacando enseñanzas positivas, y así poder volver a re-aprender el disfrute de su sexualidad, sin prejuicios, ni bloqueos. Exactamente de eso se trata: no hablo de sexo salvaje ni de técnicas especiales para estimular el deseo sexual inhibido –aún reconociendo el valor que tienen para ayudar a salir de la rutina– sino de darse el permiso de cumplir sin culpa las funciones fisiológicas para las cuales su cuerpo de mujer fue creado y aceptar ser mujer en plenitud…

•- La Dra. Myriam Balbela es la sexóloga del show de Piolín por la mañana y tendrá una conferencia en donde tocará los temas: “Los secretos de la sexualidad femenina”, “Por qué algunos hombres quieren tener más sexo que la mujer” y “Cómo mejorar la actividad sexual y mantener vivo el deseo y la pasión”. La cita es el próximo domingo 27 de abril, en el Firm International Auditorium de la ciudad de Commerce, CA.Para más informes llamar al tel: 1-800-747-8852

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux