LOADING

Type to search

Rosalía, bandera del fenómeno “curvy”

Avatar
Share

Nadie duda del talento de Rosalía. Tampoco de su poder para revolucionar la moda. Su estilo calificado como “choni” hoy es bandera del fenómeno “curvy”. Estilistas y diseñadores la desean. Rosalía ha creado un nuevo canon de belleza.

DESTACADOS.

— En poco más de un año la artista española se ha convertido en icono de estilo.

— Rosalía se mostró al mundo con su particular estilo de chica de barrio, que la mayoría de los estilistas lo denominan “choni”, “chonismo” o “poligonero”.

— Su universo estético merece capítulo a parte. Sus uñas, con una extravagante manicura son su innegable sello de identidad.

 A sus 26 años, Rosalía no solo se ha convertido en un fenómeno musical, en una estrella internacional, sino que también ha creado un nuevo canon de belleza con curvas que se ha convertido en fenómeno de masas.

Vive un gran momento. Las entradas para sus conciertos el próximo mes de diciembre están agotados y se la espera con los brazos abiertos en la vigésima edición de los Latin Grammy, en la que aspira a cinco premios por el disco del año con “El mal querer” y por la grabación del año con “Aute cuture”.

Tiene personalidad y poder dentro y fuera de los escenarios. Sus curvas son su bandera y con orgullo las realza con estilismos firmados por los diseñadores más punteros del momentos. Apuesta por una imagen de mujer poderosa, muy lejos del minimalismo.

PORTADA DE “VOGUE”.

 Después de conseguir dos Grammys Latinos, de arrasar en el Festival de Música y Artes de Coachella Valley, de su gira americana, de poner los pelos de punta con su actuación en la última gala de los Premios Goya, de que grandes de la música se rindan a su genio, solo le quedaba: ser portada de una cabecera de “Vogue”, referencia en el mundo de la moda.

Y lo hizo nada menos que de la mano del gran fotógrafo Peter Lindbergh, fallecido el pasado 26 de agosto, quien se encargó de fotografiarla en París en un año en el que su vida ha dado un giro de 180 grados.

Ser la portada de una revista de moda es la prueba de que todo lo que toca esta diva se convierte es tendencia.En poco más de un año se ha convertido en icono de estilo.

Rosalía se mostró al mundo con su particular estilo de barrio, que la mayoría de los estilistas lo denominan “choni”, “chonismo” o “poligonero”.

Esta joven pasó su estilo de mercadillo y “chandalero” por el tamiz del diseño. Y, con la ayuda de estilistas y diseñadores, su imagen se pulió.

La mayoría de sus modelos suelen ser un tanto versátiles, pero siempre dentro de la tendencia urbana.

El chándal ha evolucionado se ha sofisticado. Pero en su armario, junto a prendas deportivas aparecen creaciones atrevidas cuajadas de volantes y flecos.

También sabe lucir como pocas los colores potentes, la mayoría de ellos firmados por los españoles Palomo Spain, María Escoté o Yolancris, una lista a la que se suma el joven Dominnico, el encargado de vestir a la artista en el primer concierto de su gira por latinoamérica.

Rosalía es una embajadora de la moda “made in Spain” que aprovecha para vestir, tanto en sus vídeos, como en los actos a los que acude.

Diseños que combina con firmas de lujo como Versace, Gucci o Balenciaga. Un estilo cada vez más estudiado, pulido y refinado, que imitan miles de fans. Un éxito que le ha permito realizar una colección cápsula para Pull and Bear.

La estrella de los escenarios se convirtió en fenómeno viral con la nueva canción “Con Altura” que ha estrenado junto a El Guincho y J Balvin hace pocos días y que ya lleva más de 20 millones de visitas en Youtube.

La moda “vintage” aparece por primera vez en el video “Con Altura”, en la que aparece sentada con un “look” de falda corta en rosa palo y camisa estampada en cadenas, un conjunto “vintage” de las firmas Moschino y Versace.

El calzado deportivo es su mejor aliado para bailar en el escenario. Sus favoritas son las tipo “ugly” o las también llamadas “chunky”, de firmas de lujo como Gucci, Louis Vuitton o Balenciaga.

Uno de los accesorios con los que más arriesga son los pendientes. En esa ocasión llevaba unos aros dorados con espinas, que ha vuelto a utilizar en el videoclip de “Barefoot in the park”, estrenado junto al artista James Blake.

Además de estilo propio, tiene fuerza y poderío con su voz y se ha convertido en la banda  sonora del momento por la que suspiran  políticos de la talla de Barack Obama.

UN UNIVERSO ESTÉTICO CON MUCHA PERSONALIDAD.

El universo estético de Rosalía merece capítulo aparte. Sus uñas, con una extravagante manicura son su sello de identidad. El secreto está en el “nail art”, atrevidas porcelana que decora con esmaltes y motivos  que varía en función de su estilismo. 

Por ejemplo, en su actuación del pasado julio en el Mad Cool Festival lució un diseño con ositos, pizzas, cucuruchos de helado, aguacates, donuts e infinidad de gominolas.

Unas manicuras muy laboriosas que tienen detrás unas seis horas de trabajo. Algunas llevan hasta pendientes o “piercings” incrustrados, todo un arte.

A Rosalía le gusta resaltar sus labios con tonos guindas, fresas frambuesas o ciruelas, aunque su favorito en el rojo “Rouge Couture The Slim”, de Yves Saint Laurent, un color que le da fuerza y sofisticación.

Para la piel de rostro apuesta por texturas ligeras que ofrecen un resultado fresco, natural y jugoso, una base sobre la que aplica correctores y toques de luz sobre la sienes, el lagrimal, arco de las cejas y pómulos.

Sobre los párpados apuesta al todo o nada. Unas veces, sombras de glitter o purpurinas, otras naturales o “nude”, contrastes que baraja en función del color que pone en la boca.

Su melena XXL color azabache suele lucirla recogida en una coleta alta, adornada con coloristas coleteros o bien con raya en medio y con ligeras ondas, con un estilo totalmente natural.

Rosalía lo tiene claro. Del mismo modo que amplía el repertorio musical y se hace más grande en los escenarios, refuerza sus curvas y enriquece su poderosa imagen.

Por Carmen Martín.

EFE/REPORTAJES

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux