LOADING

Type to search

Se comió el dinero al ser pillado cobrando un soborno // Es condenado, por causar caos en el sistema de cómputo de la empresa donde trabajaba

Avatar
Share

Se comió el dinero al ser pillado cobrando un soborno

El pasado mes, un funcionario ruso descubrió fallos en el transcurso de la inspección de dos edificios y exigió el pago de 35,000 rublos para no incluirlos en el acta, en pocas palabras un descarado soborno.

Pero el funcionario del Ministerio de Situaciones de Emergencias se comió los 35,000 rublos (la moneda oficial de su país), en siete billetes de 5,000, al ser sorprendido por la policía cuando cobraba el soborno.

El funcionario, responsable de la inspección de la seguridad contra incendios en el distrito administrativo de Zelenograd (Moscú), aprovechó su posición para exigir un pagito extra a cambio de ocultar las deficiencias.

Pero al ser detenido Stároye Kriúkovo, se comió siete billetes de 5,000 rublos cada uno delante de los agentes policiales.

Este es un Casos y Cosas que muestra que la corrupción está por todo el mundo, ya nadie se salva.

Es condenado, por causar caos en el sistema de cómputo de la empresa donde trabajaba

Walter Powell, de 52 años, trabajaba en el Departamento de Informática en la agencia antidroga del ayuntamiento de Baltimore (Maryland, Estados Unidos), pero fue despedido. En venganza, días después, aprovechó que su contraseña todavía estaba activa para acceder al sistema de la empresa  durante 32 días, y provocar el caos en las computadoras de todos los empleados.

Powell se dedicó a entrar en las cuentas de correo de sus compañeros de trabajo y reenviar mensajes de un empleado a otro. El contenido de estos mensajes se desconoce, pero no es descabellado suponer que era poco amable.

Después escribió e-mails como si fuera el presidente de la empresa, y los mandó a todos sus contactos. Pero el colmo fue, cuando en plena reunión del presidente con varios altos cargos del ayuntamiento, el jefe estaba usando una presentación en PowerPoint para explicar los progresos de la agencia, de repente, la computadora portátil se apagó por sí sola y se volvió a encender. Y, donde antes había una diapositiva proyectada sobre una pantalla de metro y medio, apareció una mujer desnuda.

La agencia no tardó en identificar a Powell como el culpable de todo lo que había estado pasando en sus oficinas, y lo denunció…

Por lo que ha sido sentenciado a tres años de libertad provisional y a cien horas de servicio comunitario.

Sin dudas este es un Casos y Cosas de revancha laboral..

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux