LOADING

Type to search

Se fotografiaban con sus difuntos para conservar un ultimo recuerdo.

Avatar
Share

…Entérese y Sorpréndase que durante el siglo XIX surgió un genero fotográfico que hoy posiblemente

…Entérese y Sorpréndase que durante el siglo XIX
surgió un genero fotográfico que hoy posiblemente
a la mayoría les parezca desagradable y enfermizo;
la fotografía de difuntos.

La gente fotografiaba a sus seres queridos muertos
antes del sepelio para conservar un último recuerdo
de ellos. Asombrosamente en muchas fotografías
los finados aparecían como si estuvieran posando
vivos, a veces rodeados de familiares y amigos e
incluso simulando alguna acción. Eran muy abundantes
las fotografías de niños muertos en brazos
de sus padres o tumbados en un lecho de flores.
¿A que se aferraba esta gente; a un último recuerdo?

Posiblemente sí ya que esa postrera fotografía
era en su mayoría la única que poseían de su ser
querido. También es cierto que puede haber una
extraña mezcla de amor y tristeza combinada con
la fascinación que la muerte tiene sobre los seres
humanos. En aquella época la muerte estaba muy
presente entre las personas y asumida; es decir la
gente convivía a diario con la muerte y la aceptaba
como algo inherente a sus vidas. Pero hoy en día
esta costumbre resulta para muchos muy morbosa.

Tenía la lengua tan larga que
ni siquiera le cabía en la boca

Quien no ha jugado alguna vez a intentar tocarse
la punta de la nariz con la lengua… muchos verdad,
aunque resulte imposible lograrlo. Pero… Entérese
y Sorpréndase que esta singular práctica era
pan comido para un chico, quien podía meterse la
lengua en el ojo.

Sin duda se trata de la lengua más grande del mundo,
y ni siquiera le cabía en la boca. Los médicos
de la provincia china de Jiangxi han tenido que extraerle
a Yuanyong, un joven chino de 15 años, su
propia lengua, de 16 centímetros y medio de longitud,
según informó la prensa del país.

La lengua del joven tenía una anchura anormal
(seis centímetros) y el órgano muscular además
amenazaba con seguir creciendo, debido a problemas
en sus vasos linfáticos.

Yuanyong, nacido en la localidad de Huangpi,
confesó que durante los últimos 10 años, cuando la
lengua comenzó a adquirir grandes proporciones,
evitaba salir de casa e incluso hasta el hablar con
otras personas. El joven también tenía problemas
para comer, y en los últimos tiempos apenas podía
tomar otra cosa que no fuera alimento líquido. Tras
la operación Yuanyong se encuentra en buen estado
de salud y ha vuelto a comer con normalidad, aunque
le está costando acostumbrarse a masticar tras
años sin poder hacerlo.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux