LOADING

Type to search

Se fugó de la cárcel para resolver “ciertos” asuntos familiares, pero a los pocos días regresó voluntariamente.

Avatar
Share

El presunto responsable de una red dedicada a introducir cocaína en Canarias se fugó el pasado 30 de diciembre de la cárcel, aprovechando una estancia en un hospital.

El presunto responsable de una red dedicada a
introducir cocaína en Canarias se fugó el pasado
30 de diciembre de la cárcel, aprovechando una
estancia en un hospital, al parecer para resolver
problemas familiares y regresó voluntariamente a
la prisión días después.

Reinaldo Rojas Reynas, de 37 años, natural de
Málaga y en prisión preventiva en la cárcel El Salto
del Negro, en Las Palmas de Gran Canaria, (España)
está acusado de ser el cabecilla de un grupo
desarticulado en julio de 2005 en una operación
llamada “Bentayga”, en la cual intervinieron 19
kilos de cocaína y 140.000 euros (unos 182.000
dólares). En la operación se detuvo a otras cinco
personas, según publica el periódico La Provincia.

El hombre fue llevado el mismo 30 de diciembre
al Hospital Insular de Las Palmas de Gran Canaria,
desde donde huyó, después de haberse causado
a sí mismo cortes de consideración que no
pudieron ser atendidos en la enfermería del penal
mientras estaba ingresado en la prisión.

De acuerdo a una teoría, el propósito del preso en
su fuga no habría sido eludir la acción de la justicia
evitando ser encarcelado sino, simplemente,
resolver unas desavenencias domésticas a las que
no podía poner remedio desde la prisión.

Y lo más Sorprendente! es que una semana después,
apenas comenzado el nuevo año, el fugado
retornó voluntariamente, solo y por su propio pie,
al Salto del Negro, donde vuelve a estar recluido
desde entonces. El diario recuerda que la droga
que traía a Canarias la red supuestamente liderada
por Reinaldo Rojas era introducida en las islas en
barcos que llegaban desde Andalucía, oculta en
automóviles que tenían como destino una empresa
de venta de coches de Gran Canaria. Por ello
-prosigue- ordenó el Juzgado de Instrucción Número
3 de Las Palmas de Gran Canaria su ingreso
preventivo en la prisión del Salto del Negro.

Allí, su buen comportamiento había determinado
que se le ingresara por último en el Módulo de
Destinos, paso previo a la obtención de beneficios
penitenciarios como permisos o rebajas de grado
de reclusión, si bien su fuga, que ha conllevado
ya su traslado a otra estancia de mayor seguridad,
empeorará ahora su situación en la cárcel, recalcaron
las fuentes.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux