LOADING

Type to search

Siente envidia de la cuñada

Avatar
Share

Por: Doctora Consejos

Querida Doctora Consejos:

 Yo tengo una cuñada que siempre ha competido conmigo en todo. Desde que se casó con mi hermano, ella hacía esto: si yo compraba algo, ella iba y compraba algo mejor, siempre ha dicho que sus hijos son más guapos y más listos que los míos.

 Eso ha pasado desde hace 20 años que yo la conocí. Pero de hace unos tres años para acá lo que ha pasado es que le ha ido muy bien económicamente y me he dado cuenta que eso me causa mucha envidia. 

  Antes cuando ella trataba de ser mejor que yo, ni en cuenta la tomaba. Pero desde que ella tiene más y mejores cosas, yo soy la que ha cambiado. Siento mucho resentimiento y mucha envidia de ver que trae buena ropa y coche del año y anda siempre muy bien arreglada con bótox y todo.

 Yo no tengo esposo porque me divorcié hace cinco años. Tengo mi trabajo pero no puedo competir con ella porque no tengo el dinero para hacerlo. Cuando nos vemos en las reuniones, en casa de mi mamá o de otro de mis hermanos, paso muchos corajes y me doy cuenta que me estoy alejando de mis hermanos porque me he vuelto muy enojona. Dígame Doctora ¿qué hago si no puedo competir con ella? 

— La Enojona

Querida Enojona:

Según yo leo entre líneas, en tu carta lo que manifiestas, además de la envidia por el éxito de tu cuñada, es un tremendo enojo por la aparente derrota que has sufrido. 

  Antes, tú eras quien llevaba la batuta. Es decir: tú comprabas y ella te copiaba. Pero ahora que ella tiene mucho más dinero que tú, ya no hay competencia porque te ha derrotado a lo largo y ancho de las tiendas departamentales. Y eso te pone tan enojada que traes en jaque a la familia.

 Mi consejo para ti es que aceptes la derrota y pases a otra cosa. En el mismo momento en que tu mente le dé la “victoria” a ella, en ese momento te vas a sentir liberada de la necesidad de competir.

 Las buenas noticias son que solamente estabas compitiendo en el terreno económico, que es el menos importante de los terrenos. Una vez que sueltes el afán de ser mejor que ella, podrás concentrarte en tratar de ser mejor que tú misma. Cuando dejes de mirar hacia los lados y empieces a mirar hacia adentro de tu persona, verás que ella dejará de ser importante en tu vida y tú podrás darles a tu persona y a tu familia el verdadero valor que se merecen. Buena suerte.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux