LOADING

Type to search

Símón Bolivar

Avatar
Share

El  Libertador y un sueño que no muere

  Entre las figuras de los héroes que lucharon por lograr  la  libertad e independencia de las colonias españolas de la América del Sur, no hay duda de que la del esforzado caraqueño Simón Bolívar se encuentra en primera línea. Fue un militar y político venezolano de la época pre-republicana de la Capitanía General de Venezuela; fundador de la Gran Colombia y contribuyó de manera decisiva a la independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela..

  Bolívar nació en la ciudad de Caracas el día 24 de julio de 1783, murió en Santa Marta, República de Colombia, el 17 de diciembre de 1830.

  Tuvo la desgracia de perder a sus padres en la tierna edad. Diez años contaba apenas cuando fue llevado a Europa con la mira de que completara su educación y se perfeccionara en la carrera de las armas.

  Después de haber viajado por Francia e Italia, donde las ideas liberales y de progreso fueron dando a las suyas el calor y solidez que más tarde habían de producir la independencia de su país natal, y a poco de haberse casado, se trasladó a Venezuela. Aquí, transcurridos pocos meses, murió su esposa, dejándole de nuevo en la antigua soledad y lleno de tristeza.

  Entonces por segunda vez se encaminó hacia el continente europeo, y presenció la coronación de Napoleón, de cuyo genio militar y político era apasionado admirador. En 1810 volvió a Venezuela para tomar parte en la rebelión de su patria contra la dominación española.

   El plan que guiaba sus pasos era el de dar la libertad a Venezuela y eso empezó a tomar forma cuando en Cartagena obtuvo el mando de una pequeña fuerza, con la cual subió por las márgenes del río Magdalena, y después de haber batido varias partidas enemigas en diferentes puntos de aquel río, solicitó el permiso del gobernador de Cartagena para pasar a Cúcuta. Obtenido el consentimiento, con grande esperanza y entusiasmo emprendía su obra el valeroso caudillo, poniéndose en marcha hacia Cartagena con quinientos hombres.

 Fue recibido en Mérida con grandes muestras de aprecio y entusiasmo el día primero de junio de 1813. Allí concibió el más grande, el más importante y trascendental de sus pensamientos revolucionarios. Desde el principio de la guerra eran condenados a muerte por los españoles cuantos individuos caían en su poder, con las armas en la mano, mientras que los sudamericanos daban cuartel a sus enemigos. Esta ventajosa circunstancia hacía que los naturales se afiliasen con preferencia en las filas realistas. Así, pues, la guerra a muerte fue el grandioso pensamiento que había de dar a Venezuela su deseada independencia.

   Menos de un mes bastó a bolívar para conquistar dos provincias venezolanas, libertando por una serie no interrumpida de triunfos el extenso país que se extiende entre Tenerife y Trujillo, desde cuyo último punto, el 15 de julio, anunció a la república la solemne resolución que desde aquel día adoptaba, declarando la guerra a muerte a los enemigos armados contra la patria.

   Por fin, desbaratando aquí y allí cuantos obstáculos se oponían a su paso, el 7 de agosto, Simón Bolívar hacía su entrada triunfal en Caracas, vitoreado por un pueblo entusiasta que le saludaba con el glorioso nombre de Libertador de su país.

 Proclamado presidente de Venezuela, pasó a Nueva Granada (1816), donde después de tres años de una lucha heróica logró establecer la república de la Gran Colombia, cuya presidencia aceptó (1819)

   En 1813 le fue concedido el título honorífico de Libertador por el Cabildo de Mérida en Venezuela que, tras serle ratificado en Caracas ese mismo año, quedó asociado a su nombre. También participó en la fundación de la Gran Colombia, nación que intentó consolidar como una gran confederación política y militar en América, de la cual fue Presidente.

 Bolívar es considerado por sus acciones e ideas el “Hombre de América” y una destacada figura de la Historia Universal, ya que dejó un legado político en diversos países latinoamericanos, algunos de los cuales le han convertido en objeto de veneración nacionalista. Ha recibido honores en varias partes del mundo a través de estatuas o monumentos, parques, plazas, etc. Así mismo, sus ideas y posturas político-sociales dieron origen a una corriente o postura llamada Bolivarianismo, que mantiene el sueño de unión de Simón Bolívar.

   El pasado 17 de mayo en La Habana se reunió el grupo ALBA, La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América. El bloque integrado por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente, las Granadinas y Venezuela revisó la marcha de sus naciones en salud, educación y cultura.  Fue la IV Reunión de su Consejo Ministerial del Área Social, foro que trata temas de educación, salud, cultura y deporte.

  Otro movimiento integracionista está formado por la CELAC, Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, grupo formado por 33 estados… El sueño de Bolívar, de una América Latina unida, no ha muerto.

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux