LOADING

Type to search

Supera de una manera inteligente un… “Pésimo Día”

Avatar
Share

Hay ocasiones que hubieramos preferido quedarnos en casa

Hola amigas, una semana más compartiendo con ustedes algunas de las cartas y correos electrónicos que me han llegado, gracias por su confianza y palabras tan bonitas. En esta oportunidad quiero compartir con ustedes un tema muy cotidiano, ese que comúnmente solemos llamar: “Levantarse con el pie izquierdo”… Esos días en que pareciera que todo lo que hacemos está predispuesto a que nos salga mal y que, aunque queramos remediarlo no podemos y sigue igual. Nuestro jefe se porta como un energúmeno, tu nuevo novio te cancela una cita, tu marido te hace una escena de celos, tus hijos amanecen como nunca de inquietos, y tú te sientes terrible. Con estos ejemplos y más cualquiera de nosotras tendríamos un pésimo día, hoy te propongo cómo remediarlo.

  Ahora sí, vayan por su cafecito, para que nos tomemos un pequeño descanso de las tareas cotidianas y tengamos nuestra charla entre amigas. Comencemos…

  Todas en algún momento tenemos uno de estos días horribles, de esos que todo sale mal y parecería que todo mundo se ha confabulado para que las cosas salgan peor. Sin embargo podemos poner en práctica una serie de estrategias que nos ayuden a superarlo y a no sentirnos derrotadas por los acontecimientos de ese día, por muy malos que hayan sido.

  Cuando todo va mal, distráete, para que la mente se oriente hacia otros pensamientos, evitando que nuestra angustia aumente.

  Ponerte a ordenar un clóset, cajón, o lo que creas que necesita de tu atención, lo que  te dará una sensación de control a tus pensamientos y te aseguro que te sentirás mucho mejor.

  Piensa en cosas positivas que hayas hecho en el día, incluso en uno de tus peores días, seguramente algo positivo encontrarás.

  Disimula, cuando te sientas peor que nunca, finge estar mejor que nunca hasta que te lo creas. Aunque no lo creas, esto resulta muy bien, para esos días malos.

  Busca soluciones positivas, dejando de lado lo negativo y abrumador para otro momento. Las tormentas de ideas, como yo las llamo, son geniales para encontrar soluciones, anota todas tus ideas y de ahí seguramente surgirá la solución que estabas esperando.

  Por un día no hagas nada, ponte de vaga, solo mira televisión, o haz lo que más te guste, dejando de lado todas las tareas que tienes pendiente. La casa no se vendrá abajo por un día que no la limpies.

  Y finalmente piensa que el día no durará para siempre, y, como dice el dicho popular, las cosas se ven mejor por la mañana. Por eso, vete a la cama temprano y espera a que llegue el nuevo día. Siéntate con una rica copa de vino o de lo que te guste, piensa en cosas positivas para que poco a poco tu mente se lleve todo lo malo que acumulaste durante todo el día.

  Y por ultimo, un dato muy importante, no te vayas a la cama con ningún rencor, enojo o malestar con nadie. Acuérdate que nosotras tenemos un defecto muy grande, que es la buena memoria, así que si algo no te gusto… Dilo y arréglalo antes de irte a dormir, con esto lograrás dormir mucho más tranquila.

  Mírate frente al espejo con una sonrisa gigante, así le envías otra indicación a tu cerebro, recuerda… Finge ser y sentirte feliz!

  Hasta la próxima.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux