LOADING

Type to search

“Tiempo en Familia”… Una forma de evitar su disolución

Avatar
Share

En la actualidad, los núcleos familiares están muy Ocupados, con “O” mayúscula. La mayoría está encabezada por dos padres que trabajan todo el día, mientras que los niños participan en una o más activ

En la actualidad, los núcleos familiares están muy Ocupados, con “O” mayúscula. La mayoría está encabezada por dos padres que trabajan todo el día, mientras que los niños participan en una o más actividades extracurriculares.

Es cierto que para muchas familias resulta difícil no trabajar tanto, en especial aquellas de bajos recursos económicos. Sin embargo, trabajar en exceso puede resultar más perjudicial que beneficioso para la familia, como por ejemplo: la disolución de ésta! Por tal motivo es necesario que organice bien su agenda laboral y haga un huequito en ella para algo mucho más importante… ¡SU FAMILIA! Según la Unión Internacional del Trabajo (International Labor Union), el 80% de los hombres, y el 62% de las mujeres en Estados Unidos trabajan horas excesivas o extras. Como promedio, trabajan 70 horas más que los japoneses, y 350 más que los europeos. Por esta razón la convivencia familiar ha disminuido considerablemente en los últimos tiempos. Sólo basta con echar un vistazo a lo que revelan varias estadísticas:

• El niño promedio con edades entre 3 y 12 años pasa unas 29 horas semanales en la escuela.
• La cantidad promedio de tareas para la casa se ha triplicado desde el año 1981.
• Las cenas en familia han disminuido en un 33 por ciento en los últimos 20 años.
• Las vacaciones familiares han disminuido en un 28 por ciento.

Con todos esos factores en contra del tiempo de convivir en familia, ¿cómo garantizar que se puedan pasar momentos adecuado todos juntos, y lidiar con una agenda llena de actividades? He aquí algunas sugerencias… Programación: Use las prácticas de negocios a su favor, y coordine una “cita” con su familia todas las semanas para “un almuerzo”. Si considera el tiempo en familia al mismo nivel que una reunión de trabajo, será más fácil cumplirla. Comidas convenientes: Las cenas familiares son parte importante de la dinámica del hogar. Aunque no siempre resulta posible que todos estén en casa a la misma hora los siete días de la semana, traten de tener una cena familiar al menos la mitad de esos días. Eso no quiere decir que organicen una comida gourmet de tres platos. Siempre y cuando sea saludable y se pueda disfrutar en familia, no hay problema.

Distribuya inteligentemente su tiempo: Trate de no hacer tareas hogareñas y otras faenas en horas que se supone debe dedicar a su familia. Por ejemplo, prepare la ropa de los niños o el desayuno la noche antes, para que haya menos caos en la mañana. De esa forma utilizará esas horas productivas para dedicarle tiempo a la familia, en vez de a los efectos electrodomésticos. La familia es prioridad: Aunque el trabajo es lo que nos permite pagar las cuentas y darnos ciertos lujos, hay que establecer un límite al tiempo que permanecemos en la oficina. ¿Qué sentido tiene trabajar tantas horas para mantener a la familia, si no podemos dedicarle tiempo a la misma? Trate de llegar temprano al menos dos noches por semana, para que pueda llegar a casa y disfrutar de una cena con los niños.

Control con las actividades extracurriculares: Es importante que los niños se mantengan ocupados en actividades como la música, los deportes, los clubes y muchas otras cosas más. Sin embargo, un calendario pleno de prácticas y reuniones pueden provocarles estrés. Establezca un límite a la cantidad de actividades de sus hijos, para que los mismos tengan tiempo de socializar o disfrutar de cierto descanso y recreación, no sólo con usted, sino con otros niños de su misma edad. Desconéctense… al menos por un rato: La tecnología puede ser una ayuda inmensa para la administración de su tiempo, pero también puede aislar a los miembros de la familia. Abra las puertas a la comunicación, apagando el televisor, los teléfonos celulares y los videojuegos por un par de horas. Use esos momentos para dialogar con los niños y otros familiares que residan en su hogar.

No subestime las vacaciones en familia: Independientemente de que tenga recuerdos excelentes o desagradables de viajes familiares anteriormente hechos, debe aspirar a tener aventuras propias con su familia. Unas vacaciones más íntimas y en pequeña escala pueden ser lo mejor para disfrutar de momentos en familia. Un fin de semana de campismo o excursión a la costa pueden ser opciones idóneas para dedicar tiempo a la familia sin interrupción alguna. Todos necesitamos trabajar para poder sobrevivir en un mundo tan exigente y caro. Sin embargo, hacerlo en exceso puede resultar más perjudicial que beneficioso para la relación de familia. No tome riesgos, mejor siga algunas de las sugerencias anteriormente mencionadas, y le aseguro qué, estará haciendo la mejor inversión de su vida, que es el amor y unión de su familia!(Cortesía Contexto Latino-FA075586)

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux