LOADING

Type to search

‘‘Tiempo libre’’ algo que muchas mujeres desearían disfrutar

Avatar
Share

El rol de la mujer en la sociedad, la familia así como en cualquier otro aspecto de la vida es diferente al del hombre, para ellas el tiempo libre está casi restringido,

El rol de la mujer en la sociedad, la familia así como en cualquier otro aspecto de la vida es diferente al del hombre, para ellas el tiempo libre está casi restringido, el trabajo doméstico y el laboral está antes que todo, contrario a los varones que cuentan con ese tiempo que muchas desearían.

 El tiempo libre es un factor que nos puede ayudar a analizar las diferencias en los roles sociales. Cabe destacar que el ocio en general y el deporte en particular aparentemente están disponibles para los que quieran dedicar su tiempo a ello, sin embargo el hombre tiene un número mayor de posibilidades.
 En los últimos tiempos tanto la mujer como el hombre disponen de más horas de ocio que a lo largo de toda la historia, justificada por los cambios sociales -gracias a la revolución industrial entre otros motivos-. Es visto como tiempo de descanso, de relax, de hacer algo diferente de lo que normalmente se ocupaba en el tiempo de trabajo.
 Pero la mujer ha estado subordinada económicamente al hombre, lo que afecta su actitud y acceso al ocio.
  En las sociedades capitalistas, el dinero determina el valor, por tanto, el trabajo realizado en casa se valora menos. La mayoría de las mujeres que trabajan fuera de su casa, vuelven a ella para seguir trabajando, aunque sin paga, al continuar con las tareas domésticas, y en consecuencia su tiempo de ocio está en el último lugar de sus posibilidades.
  Otra cuestión es que el ocio necesita de un presupuesto mínimo. Si hablamos de la clase trabajadora, hay dificultades económicas y lo que primero se resiente es el dinero para el entretenimiento.
 Una de las causas ideológicas de la subordinación femenina es la creencia implícita en que las diferencias entre hombre y mujeres están determinadas biológicamente y son, por lo tanto, inmutables. Muchas mujeres creen estar mejor dotadas que el hombre para la crianza de los hijos, pero esto sólo refuerza su propia subordinación. 
 Si existiera una diversificación del trabajo doméstico más equitativa y compartida, esto permitiría que hombre y mujer pudiesen disfrutar en igual medida del tiempo de ocio, sin embargo esto no es así, debido a que en la cultura machista en que vivimos, desde la infancia la atribución de roles por parte de la sociedad, hace que las niñas dispongan de menos  tiempo de ocio que los niños, ya que a ellas se les responsabiliza de las tareas domésticas. 
  Irónicamente, mientras que el tiempo libre en la sociedad actual va cobrando una mayor importancia y la jornada laboral se va reduciendo, es más frecuente ver enfermedades relacionadas con el estrés y el cansancio mental, provocado en gran medida por el ajetreo que se vive en las grandes ciudades, y en tanto que el hombre se vuelve cada vez más sedentario y apático a la diversión, la mujer sólo busca un poco de placer en el ocio o algo de entretenimiento después de su arduo trabajo.
Siguenos:
Previous Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux