Trump muestra talón de Aquiles en el segundo debate republicano por la presidencia de EEUU

El Universal

En un debate que giró en torno a la política exterior y la seguridad de Estados Unidos en todo el mundo, el precandidato más aventajado en las encuestas del Partido Republicano, Donald Trump, se vio este miércoles por primera vez carente de reflejos y conocimientos ante el embate de varios de sus adversarios que le encontraron el talón de Aquiles cuando no supo responder la forma en que resolvería la crisis frente a Rusia, ni la forma de conjurar la amenaza del Estado Islámico (EI) en Siria…

Además, el debate volvió a encender los ánimos cuando se abordó de nueva cuenta el espinoso tema de la inmigración indocumentada y el bilingüismo, un apartado que volvió a enfrentar a Trump y al ex gobernador de Florida, Jeb Bush. En este sentido, Trump se reafirmó en su propuesta para construir un muro, deportar a millones de indocumentados y sólo permitir “el regreso de los buenos”.

La posición de Trump, repetida hasta la saciedad durante su campaña, fue rebatida de nueva cuenta por Bush al considerar como “imposible” la idea de deportar millones de indocumentados. “Aparte que sería muy costoso, estaríamos atentando contra los valores de EU separando familias”, aseguró Bush.

El momento más tenso en este capítulo, se produjo cuando Bush le pidió a Trump que se disculpara públicamente con su esposa Columba, a quien el magnate criticó por el sólo hecho de ser de origen mexicano.

“A Jeb Bush le gustan los ilegales mexicanos por su esposa”, fue el comentario que Trump lanzó a través de su cuenta de twitter, en un lance que le recriminó el ex gobernador de Florida. “Deberías pedirle disculpas a mi esposa”, le insistió ante un magnate que se mostró desafiante y se negó a ofrecer disculpas por algo que, desde su punto de vista, no era nada malo.

En este mismo sentido, Trump volvió a criticar a Bush por hablar español durante algunos actos de su campaña. “El problema de no hablar en inglés es que tenemos un problema de asimilación”, dijo Trump al atacar así de forma directa a la comunidad hispana.

Bush, quien respondió que habló en español “por respeto a un niño” que le hizo una pregunta en español en Florida, se encontró con el respaldo del senador por Florida, Marco Rubio, quien aseguró que su abuelo, que alguna vez tuvo dificultades para hablar en inglés, consiguió asimilarse a EU.

El debate, desde la biblioteca presidencial “Ronald Reagan”, en Simi Valley, California, arrancó con una serie de preguntas relacionadas con la política exterior y la seguridad de EU en todo el mundo. En este sentido, cuando a Trump se le preguntó cómo resolvería la crisis con Rusia y su creciente presencia en Siria, el magnate sólo respondió que “hablaría y me llevaría bien con Vladimir Putin”. Cuando se le preguntó qué haría en Siria, se limitó a proponer que EU debería dejar que el EI siguiera peleando con el gobierno sirio.

La respuesta de alcance muy limitado, fue aprovechada por sus oponentes para dejar en claro la falta de conocimientos de Trump en este terreno.

Además, por primera vez, Trump encajó un gancho directo del ex gobernador de Florida, Jeb Bush, quien reveló que cuando él era mandatario de ese estado el magnate del sector inmobiliario le pidió que le diera los permisos para construir un Casino.

“Nos pidió que le diéramos un Casino y no se lo permitimos”, aseguró Bush para responder así a los ataques de Trump quien le ha acusado de forma reiterada de ser “una marioneta” en manos de los intereses creados.

Avatar

Ruby Limon

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *