LOADING

Type to search

Un Brujo que Habla Telefónicamente con Dios

Avatar
Share

A orillas de la playa, en la Costa de Marfil, existe una gran choza que se distingue de entre las demás. Es la morada del líder religioso y hechicero Arthur Atcho, quien vive con sus seis mujeres…

 Los seguidores de una nueva secta africana, están convencidos que su líder religioso es…

   A orillas de la playa, en la Costa de Marfil, existe una gran choza que se distingue de entre las demás. Es la morada del líder religioso y hechicero Arthur Atcho, quien vive con sus seis mujeres y sus nueve hijos. Por lo general está sentado en su "silla de meditaciones", absorto en sus pensamientos, y no le molesta que sus niños y niñas jueguen ruidosamente desnudos y descalzos a su alrededor.  De pronto, una de sus seis mujeres interrumpe sus meditaciones y le dice que acaba de llegar un cliente. De inmediato el brujo se coloca en posición yoga y ordena que pase. En Costa de Marfil, es costumbre que lleven al enfermo cargándolo en una improvisada camilla "para que no lo jale la tierra" y rodeado de familiares provistos con aterradoras y multicolores máscaras "para ahuyentar a la muerte". Atcho le quita la sábana y ve que se trata de una muchacha, quien sufre de convulsiones y fiebre. El brujo se pone en meditación; de súbito toma un viejo teléfono negro que no está conectado a nada y descuelga el auricular.

   ¿Eres tú buen Dios????.

 Según Edwin Foster, un investigador inglés que estuvo presente en varios casos de curaciones con el brujo, generalmente las pláticas con Dios, siguen esta tónica: "Bueno… Quiero hablar con Dios por favor. ¿Eres tú, buen Dios? Ah, sí, disculpa que no te pueda escuchar muy bien… Es que, con todos estos aviones que pasan por aquí… ¿Cómo?… Mira se trata de Wannibe, quien tiene convulsiones y fiebre… ¿Qué hago? … (sigue un larguísimo silencio en el que Atcho "escucha" las indicaciones. En momentos dice: "Sí"… "sí"… "Entiendo"… "Con todo esto preparo el sebo"….  Sonríe y contesta de nuevo: "Perfecto, así lo haré, Gracias, buen Dios").  Y  Atcho cuelga el auricular. En la aldea nadie queda extrañado al ver que el teléfono no tiene cables. De hecho todos lo saben, pero no importa porque ellos creen que una comunicación con la Divinidad no es necesario hacerla con cables. El brujo entra en un cuarto secreto donde ni sus mujeres ni sus niños están autorizados a pasar, ya que si lo hacen. "Se los llevan los demonios".  Acto seguido, sale de la estancia portando unas exóticas hierbas y unos frascos con sustancias. Con todo esto prepara un sebo, el cual unta en las palmas de las manos, las plantas de los pies y entre los dedos de la muchacha. Le da a beber una infusión y pronto desaparecen las convulsiones y la fiebre. Atcho, dentro de sus creencias llenas de ilusionismo, es un gran conocedor de las hierbas medicinales, por eso tampoco es de extrañar que la mayoría de sus enfermos sanen. Gracias a este tipo de "milagros" la secta ha empezado a crecer entre los africanos, ya que Atcho, "el hombre que habla con Dios por teléfono", tiene bien preparado su acto. Sólo un fracaso ha tenido en su carrera de brujo: Su hijo Pa-Halen murió, no obstante sus esfuerzos y telefonazos tratando de comunicarse con Dios. Según el hechicero, el motivo obedeció a que Pa-Halen quería tener relaciones con la más joven de las esposas de su progenitor, la cual tiene 16 años de edad. 

 El iniciador de la secta fue un nativo de Liberia llamado Williams Harris. A principios del siglo XX, William estudió la Biblia en Estados Unidos y llegó a la conclusión de que los hombres blancos la habían estado utilizando como un medio para explotar a los negros. Entonces "africanizó" las Escrituras y les dio una interpretación descabellada, lo que dio origen a la secta de los Harristas. Por mezclar ritos africanos con enseñanzas cristianas, Harris y su secta fueron expulsados por las autoridades de Liberia y se refugiaron en Costa de Marfil, donde años después murió William. En la actualidad Atcho es el líder del grupo y el elegido para hablar con Dios por teléfono.

   El motivo por el cual el Harrismo es la secta más popular de Africa y está invadiendo muchos otros países, de Latinoamérica, inclusive, es porque sus integrantes danzan frenéticamente. Han descubierto que la mezcla religión-baile atrae a millares de africanos cuya sangre es fogosa y de ambiente.  Atcho finaliza diciendo: "Mi religión tiene un gran éxito, a grado tal que hemos influido en otras religiones, pues introducimos la danza en sus cultos. Además, nada me preocupa, ya que cuando tengo algún problema, sólo es cosa de que descuelgue el teléfono y me lo resuelva el buen Dios… Y Créanlo o No, Así Es!!".

   Comentario final!!

 Si bien para muchos de nosotros esta puede ser una gran aberración, tal vez la más grande que jamás hemos escuchado, pero lo cierto es que en pleno siglo XXI, y no solo gente nativa o indigena, sino aún en esta parte del mundo todavía hay muchas personas que por fanatismo o ignorancia, son capaces de creer esta o cualquier otra patraña, por increíble que parezca…. Y hasta podemos decir que esto también Créalo o no, Así es!!.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux