LOADING

Type to search

Un buen divorcio a veces es mejor que una reconciliación

Avatar
Share

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Por: Silvia Carlock

Doctora Querida:

  No encuentro la salida a mis problemas y ya no sé qué hacer, por favor ayúdeme.
 Tengo 37 años, vivo con mi marido hace 15 años y tengo 3 hijos. Hace meses que sé que mi marido me es infiel. Tiene una “vida social” muy grande.
  Se la pasa de cantinas con los amigos, allí conoció a una mujer que lo ha hecho cambiar.

 Llega muy tarde, trae chupetones en el cuerpo y aún así niega que esté pasando algo. A él le gusta fingir, actúa como si no pasara nada, siempre me dice lo mismo.  Ya ni siquiera trato de hablar con él cuando está borracho, pero cuando está sobrio casi siempre está crudo.
   Cuando le digo al respecto, se pone muy agresivo, me grita frente a los niños, me lastima mucho, le sugiero que busquemos ayuda pero me dice que él no necesita nada, que la que necesita ayuda soy yo.

  Hace como 6 años, en México, también estuvo con una chica de 17 años, al parecer tuvo un hijo con ella, pero lo niega. La verdad ya no sé qué hacer. A veces quisiera dejarlo, pero al mismo tiempo me arrepiento, porque no quiero que mis hijos sufran al no tener a su padre con ellos.

 Además él es una persona muy rara, porque como me demuestra una cosa me demuestra otra y no sé cuál es su forma de querer, porque quiere tener una familia y  un hogar, pero a la vez tener amoríos por fuera.

  Desgraciadamente soy una persona humilde y sufrida, pues así fue como me criaron mis padres, tal vez por eso aguanto tanto para que la gente no hable de mí.

  Doctora consejos, quisiera que me pueda guiar para poder resolver mis problemas.     — La Sufrida

Querida Sufrida:

 Una de las mayores preocupaciones que encuentro en las cartas de mujeres traicionadas, es el temor a separar a sus hijos del marido que las engaña.
 Como tú, la mayoría de mujeres sufridas piensan que conservar a la figura paterna en casa es benéfico para los hijos. De lo que no se dan cuenta es que los hijos están aprendiendo a pisotear la dignidad de las mujeres, y las hijas están aprendiendo a dejarse pisotear y a sufrir en silencio.

 Eso no beneficia a nadie, por el contrario, una mujer que levanta la cabeza, que no permite que la humillen y que lucha por salir adelante, da a sus hijos lecciones de vida para su edad adulta. Es muy probable que, con ese ejemplo, las hijas no permitan que nadie las maltrate y los hijos aprendan a respetar a sus compañeras de vida.

  Dicho lo anterior, mi consejo es que prepares un plan de acción.

  Asesórate con un abogado y no permitas que ese hombre siga pisoteándote, tal vez tendrás que buscar una entrada extra de dinero y eso te hará crecer como persona, deberás mejorar en tu trabajo o conseguir algo mejor.
  Verás que los problemas se vuelven los escalones para mejorar.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux