LOADING

Type to search

Una pequeña de seis años salvó a sus dos hermanitos de morir quemados, pero no pudo salvar a su madre.

Avatar
Share

Cuando la gente que se dedica a salvar vidas, y hace su trabajo se le reconoce su labor. Cuando una persona común y corriente salva una vida se le admira… Pero ¿qué se puede decir cuando una pequeña

Cuando la gente que se dedica a salvar vidas, y hace su trabajo se le reconoce su labor. Cuando una persona común y corriente salva una vida se le admira… Pero ¿qué se puede decir cuando una pequeña de apenas seis años salva dos vidas? Esta es la increíble historia de Andrea Cuatt, quien a corta edad se ha convertido en una verdadera heroína… Era mediados del mes de septiembre, en Southampton, Nueva Jersey, cuando en sucedió la tragedia. El olor a humo despertó a la valiente Andrea, y al comprender la situación, rápidamente sacó a sus hermanitos, Gabrielle, de cuatro años, y Michel, de dos, fuera de la casa que se estaba convirtiendo en un verdadero infierno. Pero no lo pudo hacer todo ella solita y por desgracia su madre Sharon, de 38 años y divorciada, murió en el siniestro.

LOS ENSEÑO A SALVARSE

“Sharon era una excelente madre y les había dicho innumerables veces a sus hijos: “Si ven o huelen humo, salgan de inmediato”, refiere Robert Anderson, el padre de Sharon, originario de Pemberton. “Les había advertido a mis nietos que no se entretuvieran buscando sus juguetes ni su ropa. Que en un caso así, salieran de inmediato, pues en caso de que sus juguetes se quemaran, ella les compraría todo nuevo. Les enseñó a salvar su vida y afortunadamente lo aprendieron bien”.  La policía reporta que el fuego posiblemente empezó cuando escapó el gas propano de la estufa que se había quedado encendida la noche anterior.

Las dos hermanitas estaban durmiendo juntas en la salida mientras su madre dormía en la recámara, cuando las llamas y el humo, provenientes de la cocina, invadieron la casa.  La pequeña Andrea no sabe qué fue lo que la despertó, pero con sus propias palabras, explicó que al instante en que abrió los ojos, supo exactamente lo que tenía que hacer. Recordando las palabras de su madre, brincó inmediatamente de la cama y despertó a su hermana. Seguidas por su mascota, un perro labrador negro, las niñas fueron a levantar a su hermano Michael, quien dormía en su pequeña recámara, y Andrea sacó a los dos por la ventana que estaba junto a la puerta principal, ya que esta no la pudo abrir.

Los niños corrieron a la casa del vecino de enfrente y dieron la voz de alarma. “Escuché que llamaban a la puerta de mi casa”, cuenta Tina McCourt, la vecina. “Cuando abrí, Andrea con los ojos desorbitados me gritó: “Mi casa se está quemando”. Richard, el marido de Tina corrió a cerrar el tanque de gas propano que estaba afuera, y trató de entrar a la casa en llamas.

NO LOGRARON SALVARLA

Pero el terrible calor y el humo hicieron absolutamente imposible el rescate de Sharon, cuyo cadáver fue hallado sobre su cama. Según la autopsia, murió por la inhalación de humo. La heroica Andrea y sus hermanitos viven ahora con su padre. Sin embargo, amigos y parientes todavía se admiran de la sangre fría y el valor de la chiquilla.  “Tenemos sentimientos encontrados -dice Frances, la abuela de los tres niños-. Por un lado nos duele mucho la perdida de mi hija Sharon. Y por otro, estamos contentos por la valerosa acción de Andrea…” La nena tiene la cabeza bien puesta en su lugar. Cualquier otro niño habría corrido lleno de pánico, pero ella primero salvó a sus hermanos. “Ella es una chiquilla muy lista… y es nuestra pequeña heroína”, concluye la abuela de los pequeños huérfanos. Y Créalo o No, Así Fue… Como una niña de seis años salvó a sus dos hermanitos de morir en un incendio, aunque para su desgracia, no pudo hacer lo mismo por su madre!

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux