Unos 40 muertos en un presunto bombardeo de la colación contra el EI en Libia

EFE


 El Gobierno estadounidense confirmó hoy haber bombardeado un campo de entrenamiento del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Libia, en el que murieron al menos 40 personas, tras confirmar que los extremistas que estaban en él suponían “una amenaza directa” para Estados Unidos…

Según informó el portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU., Peter Cook, en rueda de prensa, el ataque aéreo contra las instalaciones del EI se llevó a cabo “de acuerdo a las leyes internacionales” y con el conocimiento de las autoridades libias.
“Durante la noche, se realizó un ataque aéreo en Libia, dirigido contra el campo de entrenamiento del EI cerca de Sabratah, y contra Nuredine Chouchane, también conocido como Sabir, de nacionalidad tunecina y quien era un facilitador de alto nivel del EI en Libia”, aseguró Cook.
“Tomamos esta acción contra Sabir en el campo de entrenamiento después de determinar que tanto él como los combatientes del EI en estas instalaciones estaban planeando ataques externos a Estados Unidos y otros intereses occidentales en la región”, añadió el portavoz, que no confirmó la muerte del yihadista.
Cook recordó que Sabir fue considerado uno de los sospechosos de perpetrar el ataque en el Museo del Bardo en Túnez, en marzo del año pasado, y ha facilitado el movimiento de potenciales combatientes extranjeros afiliados al EI desde Túnez a Libia y otros países.
“Como saben, esta no es la primera vez que hemos tomado acción directa en Libia y en contra de otros objetivos de alto valor del EI y puede que no sea la última”, advirtió Cook.
El ataque tuvo lugar a la 01.30 GMT contra un inmueble situado en el barrio de Qasr Talil, en el extrarradio de Sabratah, y causó la muerte de alrededor 40 personas, en su mayoría tunecinas y argelinas y ninguna de ellas libia, informaron las autoridades de ese país.
Cook subrayó que el EI amenaza “diariamente” a Estados Unidos, y advirtió que ante la situación que viven Irak y Siria, “estos combatientes en Libia representaban una amenaza” para la seguridad nacional estadounidense.
Se trata del segundo bombardeo de EE.UU. en tres meses contra el Estado Islámico en Libia, donde el grupo terrorista ha explotado el caos en el que se ha sumido el país africano tras el derrocamiento en 2011 del dictador Muamar El Gadafi para construir una presencia en el sur del Mediterráneo.
Cook calificó la operación como “un éxito” dentro de la campaña que lidera el Gobierno estadounidense contra el grupo yihahadista, pese a no confirmar la muerte de Sabir.
“En este punto, no podemos confirmar los resultados de la operación, pero yo creo que es legítima la conexión de esta operación con la operación que llevaron a cabo las fuerzas militares de Estados Unidos en noviembre”, dijo, por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.
“En noviembre, las fuerzas militares de Estados Unidos llevaron a cabo una ataque aéreo contra la figura principal del EI en Libia, Abu Nabil. Hemos llegado a la conclusión de que aquel ataque fue un éxito”, añadió.
Earnest subrayó que ambos bombardeos son una “muestra de que el presidente (de EE.UU., Barack Obama) cumplirá con su promesa de continuar aplicando presión a los líderes del EI que amenazan a Estados Unidos” y a sus intereses.
Túnez, de donde es el líder yihadista Nourdine Chouchane, es junto con Francia el principal exportador de voluntarios al EI, con cerca de 5.000 combatientes emigrados a Siria e Irak, según cifras oficiales.
Gran parte de los que han regresado a Túnez han viajado después a Libia, donde han contribuido a desarrollar la rama del EI en este país.

Avatar

Ruby Limon

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *