LOADING

Type to search

VAYA EQUIVOCACION!!

Avatar
Share

“Sin querer” se deshace de las cenizas de la 1er. esposa de su marido, en venta garage. Una mujer estadounidense comenzó la desesperada

“Sin querer” se deshace de las
cenizas de la 1er. esposa de
su marido, en venta garage.

Una mujer estadounidense comenzó la desesperada
búsqueda de la primera mujer de su marido, la
cual se encuentra reducida en cenizas en un frasco
con forma de tortuga que según dice, vendió sin
querer en una venta de garage… EN SERIO!

Más que para hacer algunas monedas, para deshacerse
de cosas inservibles, Anita Lewis ‘‘remató” a
muy bajos precios objetos usados, y aparentemente
sin saberlo, terminó por poner en oferta “cosas que
el dinero no puede comprar”, como las cenizas de
la primera esposa de su marido, Terence Lewis.

Anita desconoce la identidad del anónimo comprador,
ya que lo único que recuerda es que era
un hombre que quedó impresionado por la curiosa
forma de tortuga del frasco, decidió adquirirlo
para tener un lugar simpático donde guardar sus
galletas y dulces.

De acuerdo al diario Elmira Star Gazette, de West
Virginia, que reporta la difícil búsqueda de Anita,
la primera esposa de Terence era una amante de las
tortugas y dejó la casa llena con objetos de esta forma,
uno de los cuales fue usado para guardar sus
restos mortales.

Terence había jurado permanecer junto a ella “hasta
que la muerte los separe”, por eso decidió conservar
sus despojos tras la defunción de su esposa,
pero ahora parece haberse alejado para siempre de
ella, por el módico precio de 75 centavos de dólar.

Unos ciervos “demasiado alegres”
delataron plantación de marihuana!

Este peculiar caso sucedió en la localidad italiana
de Trento. Allí, sus habitantes se vieron sorprendidos
al comprobar que los ciervos que viven en la
zona, y que siempre se mostraban temerosos y huidizos,
de un día para otro cambiaron su comportamiento
radicalmente. Aquella timidez se convirtió
en alegría y despreocupación ya que ahora al percibir
la presencia del hombre no se alejaban por el
contrario se dejaban ver, empezaban a juguetear y
a curiosear casi frente a los mismísimos guardias
forestales, sin el menor síntoma de temor.

Por supuesto que esta nueva situación extrañó a
los guardias, quienes decidieron seguir a los ciervos
y se encontraron con la causa de esa enorme
alegría y desparpajo era… una enorme plantación
de marihuana… EN SERIO!

Los guardabosques encontraron que las hojas
habían sido mordisqueadas por los animales, y su
efecto se había dejado sentir de inmediato en su
comportamiento.

El Departamento de Policía tomó cartas en el asunto
y declaró que no es que las plantas surgieran allí
de forma espontánea, ¡no!. Ni tampoco que entre
los cervatillos hubiese algunos más avispados que
los demás… En realidad fue la mano humana, en
particular la de dos jóvenes de la localidad, quienes
fueron las encargadas de que brotase allí la marihuana,
que por cierto, tampoco estaba destinada a
los ciervos, ni mucho menos.

A causa de esos cervatillos “chismosos” los responsables
fueron descubiertos y detenidos para
ponerlos a disposición judicial.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux