LOADING

Type to search

3 PREGUNTAS QUE SALVARÁN TU MATRIMONIO

Share

Muchos creerán que un matrimonio súper feliz es estar en paz sin discusión alguna…. pero cuenta Paola que durante su matrimonio rara vez discutía, aparte tenía intereses comunes con su pareja y se llevaban bien. Por lo que se sorprende que después de 17 años su relación terminara en divorcio. ¿Cómo es posible? ¿acaso la clave no es tener un matrimonio en paz?, tal pareciera que no.

Por suerte, los científicos han identificado algunos indicadores sencillos, pero bastante claros que pueden ayudarte a reconocer una crisis con tu pareja mucho antes de que la relación se arruine. Por ejemplo, una pareja sale de paseo en su primera cita. Se casan y, años después, ella cuenta esta historia:

“Nos perdimos de una forma ridícula ese día. Tardamos horas en encontrar el camino de regreso, pero nos dio risa que ninguno de los dos tuviera un buen sentido de orientación. Luego de eso, supimos que ¡no debíamos planear otra excursión!”.

Otra esposa podría contar esa anécdota de diferente manera: “Él perdió el mapa, y tardamos horas en encontrar el camino de regreso. Después de eso, ya no quise salir de excursión nunca más”.

¿Cuál es el matrimonio que perdura? El que aprecia lo positivo y se toma los problemas con humor.

Los estudios indican que lo importante no es lo que dice, sino cómo se dice: en un 90 por ciento del tiempo, el énfasis que se pone al hablar puede predecir correctamente el éxito o el fracaso de un matrimonio. Aquí te pasamos las preguntas que pudieran salvar tu matrimonio:

1. ¿EVITA LAS DISCUSIONES?

Está comprobado que es un error juzgar a una pareja por la cantidad de tiempo que discute, sobre todo al principio. Cuando estaba recién casada, creía que era una suerte que mi marido y yo rara vez peleáramos.

Un estudio de la Universidad de Washington sobre parejas recién casadas confirmó mi creencia: las parejas que discutían relativamente poco eran más felices que las que se peleaban. Sin embargo, tres años después, cuando se volvió a evaluar a esas parejas, las que tenían un historial previo de peleas tendían a haber hallado estabilidad en su relación, mientras que las parejas que se enorgullecían de su ecuanimidad tenían problemas en su relación o ya se habían divorciado. Por supuesto, la violencia física o verbal nunca es aceptable, pero las discusiones comunes de pareja ¡en realidad son positivas!, pero, claro, ¡no exageres!

2. ¿MUEVE LOS OJOS HACIA LOS LADOS CON IMPACIENCIA?

Este gesto aparentemente inofensivo es una clara señal de discordia. Los mismos investigadores de la Universidad de Washington descubrieron que mover los ojos así, aunque se haga sonriendo, indica cierto grado de desprecio: veneno para una relación.

“Este tipo de gesto sarcástico no expresa claramente una objeción, lo cual dificulta que la otra persona responda”, explica Janice Kiecolt- Glaser, de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio. “El primer paso obvio es evitar ese gesto. El segundo es analizar las razones que hay detrás de él”.

Si eres de las personas que acostumbra a tener este tipo de gesto, te recomiendo dejar de practicarlo.

3. ¿ELUDE TOMAR DECISIONES?

A menudo dejaba que mi esposo planeara nuestro fin de semana o las vacaciones. Posteriormente me di cuenta de que nuestra vida social no reflejaba mis actividades favoritas: una señal de alarma en la relación. El psicólogo Howard Markman, profesor de la Universidad de Denver, concuerda con esto. Un matrimonio se encuentra en un punto peligroso cuando uno de los dos controla la vida social de ambos, dice.

Las respuestas a estas tres preguntas deben lograrse sobre la base de lo que se percibe como una costumbre y no porque alguna vez una o dos de ellas hayan tenido lugar, de manera de evaluar más objetivamente si son señales de un posible problema en la relación.

Ponte a prueba con tu pareja, contesten estas preguntas los dos y analicen su matrimonio. El comunicarse y tener la confianza de hablar sin pelos en la lengua pudiera ser bien otra clave para salvar tu relación, solo tenlo presente.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux