COSAS DE LA VIDA…Y LA MUERTE

Share

La vida es como la arena, se compone de cosas pequeñas; pequeños acontecimientos, sucesos no muy importantes, sucesos cotidianos, sucesos que se repiten una y otra vez sin que aumenten de golpe la felicidad, pero sin que nos la quiten tampoco. Sin embargo, aunque la mayoría inmensa de acontecimientos en nuestras vidas serán rutinarios y poco importantes, todos tenemos garantizada por lo menos, por lo menos, óyelo bien, una tragedia en la vida… digamos que para hacerla más interesante… Digo que todos pasaremos por una tragedia, a no ser que te mueras antes de que te suceda, porque hay algunos tramposos que engañan a la muerte. Se acuestan a dormir y despiertan ya muertos muy tranquilos en el cielo o en el infierno y cuando la muerte los busca, resulta que ya se fueron… No se mueren como debe ser, sino que se duermen… y amanecen muertos. Mmmm, ha de ser bueno eso, pensamos, pero todavía no lo puedo confirmar con alguno que haya pasado por eso. El día que lo sepa con certeza aquí mero en esta columna se los hago saber.

Decía que todos pasaremos por una tragedia en nuestra vida, porque todos moriremos, sí, señor. Si eres de los pocos que parece que no se han dado por enterados de que van a morir, aquí te lo estoy diciendo yo. Una tragedia te espera, porque la muerte vista desde este lado no es más que una tragedia…

Estaba viendo ahora con las celebraciones el día de los muertos, como que todos creemos que es mejor estar aquí que estar allá… en el más allá. Por mucho que se adornen las tumbas no se ven muy atractivas ni se desean como morada… ¡No, señor! Es mejor estar vivo.  Sin embargo, la experiencia de miles y miles de años nos enseña que la gente toda muere.  ¿Que no es tragedia la muerte? Pueque tengas razón, porque algunos hasta la buscan y la ven como una bendición, pero ¡qué pocos son!… Qué pocos son los que no ven la muerte como una tragedia…

Alguien dijo que la tragedia no es morir, sino vivir sin un propósito… Pero cómo fregaos puedes tener propósitos si sabes que la muerte está acechando y cuando menos esperes ¡zas! te da el guadañazo… y los grandes propósitos de la vida se van a la mie…s segada… ¿Cómo hacer planes a largo plazo si no tienes asegurado ni el mañana?  Bueno, ni el día de hoy completo. Por eso yo empiezo estos escritos, llámense artículos, sermones o revolturas, los empiezo digo, sin preocuparme por cómo los voy a terminar, porque no tengo ni la seguridad de que los vaya a terminar… y no me negarás que a veces salen como si hubiera un propósito…. y a veces hasta mejor que los que escriben con un propósito.

Así en la vida yo veo gente que tiene un propósito bien definido, pero por ir con la vista fija en ese propósito van dando tropezones, ni van viendo las bellezas de la vida, a veces hasta como que las apartan con la mano porque les estorban para sus “propósitos”; no ven lo bello que son las piedritas de la arena cuando se ven de cerca, no aprecian los pequeños momentos insignificantes de que está compuesta la vida, porque van con la mirada bien fija en el propósito grande, que casi siempre queda allí colgando cuando nos llega la muerte… Y todo pasó, ni lograste el mentao propósito ni viviste… gozando la existencia. Yo digo que el único propósito que vale en la vida es ser feliz, convivir con los demás, sin atarte mucho, sin embarrar y sin embarrarte… y andar suelto, de modo  que el día que te tengas que “ir” no te cueste soltarte.

¿Miedo? El miedo no evita la muerte, mi amigo, el miedo solo entorpece y frena la vida. No le tengas miedo a la muerte, piensa en grande, piensa que las estrellas también mueren para renacer en otro tipo de estrellas… no mueren, cambian…

Preocúpate por las cosas importantes de la vida y deja de preocuparte por las cosas sin importancia de la muerte. Hay un día de los muertos al año, ya pasó, los otros 364 son días de los vivos… ¡Vívelos, Pues! y ya no me andes preguntando lo que hay después de la muerte. Eso lo sabe cualquiera. Después de la muerte, sigue el velorio, luego la misa o alguna ceremonia, luego la cremación o el entierro y, si te va bien, alguna comida para los familiares,a la que te puedes colar sino te apendejas.   

Si ya sobreviviste el día de los muertos y el día de los guajolotes … Felices día de los vivos y atarantados también y que son todos los días del año.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux