LOADING

Type to search

Aves No Voladoras

Avatar
Share

Todas las aves tienen alas, pero no todas pueden volar. Las aves no voladoras más características son las ratites. La mayoría son grandes, como el avestruz, el emú, el casuario, el ñandú y el kiwi. Co

Su tamaño y modus vivendus, son factores por los que no poseen la habilidad de volar.

Todas las aves tienen alas, pero no todas pueden volar. Las aves no voladoras más características son las ratites. La mayoría son grandes, como el avestruz, el emú, el casuario, el ñandú y el kiwi. Conozcamos más a fondo acerca de estas especies que a pesar de pertenecer a un grupo que, como los pingüinos, nunca han desarrollado la facultad de volar.

Pingüinos… ágiles voladores, pero en el agua Aún muchos desconocen que el pingüino pertenece al grupo de las aves, pero así lo es. No obstante, están tan adaptados a la vida acuática que sus alas parecen aletas, con las cuales vuelan, pero dentro del agua, batiendo sus alas con el mismo movimiento que las aves voladoras. Se alimentan principalmente de krill, o camarón antártico, de calamares y de peces. El pingüino emperador  es la especie de mayor tamaño y puede bucear hasta profundidades de 250 m., en busca de alimento.

Ratites, Avestruces y Ñandúes… su tamaños les imposibilita volar Hace millones de años, existían muchos tipos de ratites en todo el mundo. Hoy, sólo quedan 10 especies, dispersas en lugares como Africa y Nueva Zelanda. Además de no ser valoradas, se diferencian de las otras aves en muchos otros aspectos. Por ejemplo, sus plumas carecen de las superficies lisas, aplanadas y aislantes de las que otras aves están provistas. En su lugar, las ratites poseen plumas sedosas, con aspecto de pelo. Las extremidades posteriores de las ratites son robustas y más parecidas a las patas de un mamífero que a las de un ave. Esta es la razón por la cual las ratites pueden alcanzar un gran tamaño.

Se nutren de frutas, semillas y otras partes de las plantas. Otra ratite australiana es el emú. Es segundo en tamaño después del avestruz y puede correr casi tan rápidamente como éste. Vive en praderas, matorrales
secos y bosques, donde se alimenta de una dieta muy diversa. El avestruz es el ave viviente más grande, alcanzando los 2,75 m., de altura. Aún mayor era el moa gigante de Nueva Zelanda. Algunos moas alcanzaban 3 m., y pesaban tanto como un poni. Se extinguieron después de la llegada del hombre.

Con su plumaje suave y sedoso, y sus cuellos desnudos, los avestruces parecen más bien cómicos y vulnerables cuando pasean ufanos por las sabanas africanas. No obstante, alcanzan una velocidad de 60 km/h,
y pueden propinar coces como una mula, lo que explica que raras veces caigan presa de los leones. La idea de que hunden la cabeza en la arena cuando tienen miedo es un mito, que tiene su origen en la forma en
que esta ave mueve los huevos en el nido para mantenerlos todos a la misma temperatura.

El ñandú vive en las planicies del sur de Brasil y Argentina. Su aspecto es el de un avestruz pequeño, pero tiene más plumas en el cuello y alas más grandes. En raras ocasiones, puede volar a duras penas unos metros. Tanto los avestruces como los ñandúes macho llevan a cabo gran parte del trabajo en época de cría, cosa poco habitual en las aves. El macho prepara el nido cavando un agujero en el suelo. A continuación, conduce al nido a varias hembras para que desoven. El macho protege los huevos y los mantiene a una temperatura adecuada hasta que eclosionan, y también cuida de los polluelos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux