LOADING

Type to search

COSAS QUE CAMBIAN DESPUÉS DE CASARTE

Avatar
Share

Tanto tú como tu pareja conocerán cómo se comportan fuera de su zona de confort y aprenderán a sobrellevar pequeños inconvenientes que se presenten juntos.

El amor fluye cuando ambos son novios viven momentos bellos, todo es perfecto, aunque pueda llegar a surgir algunos problemas, pero una vez que pasan estas pruebas difíciles se dan cuenta de que quieren estar juntos, entonces es cuando deciden dar un paso muy importante darse el “SI”.

Vivir bajo el mismo techo con tu ser amado es una felicidad especial, pero esto implica algunos cambios checa lo siguiente.

Cómo te ves a ti mismo

“Yo” se convierte en “nosotros”; “mi” se transforma en “nuestro”. Ese pequeño cambio puede detonar emociones variadas. “Durante el primer año, muchas parejas se sorprenden tanto que prácticamente tienen una crisis de identidad”, dice Michelle S. Park, terapeuta especializada en matrimonio y familia de la ciudad de Nueva York.

Parte podría deberse a comprender que tu vida ahora está entrelazada con otra; que hiciste el que esperas que sea un compromiso de por vida y que eres, en cierta forma, responsable de esa persona, explica. Además, también necesitas comprender lo que significa ser “esposo y esposa” y quién eres fuera de ese rol, añade Park.

Dejas de tener sexo a cada rato y tienes responsabilidades

Sí, cuando él era sólo tu novio, podían verse un fin de semana de escapada y dedicarse a hacer todas las posiciones del kamasutra. Eso cambia por completo cuando se casan, pues se dan cuenta de que su matrimonio tiene muchas responsabilidades. Comprenden que el sexo no es lo único que mantendrá viva su relación.

Tu opinión ahora está por encima de la de tu suegra

Como ya eres su esposa, siempre estará pidiendo tu opinión en las decisiones importantes de su vida. Eso sí, no abuses ni quieras dejar en mal a tu suegra. Finalmente es su mamá y también le importa mucho y la sigue tomando en cuenta en su vida.

Tu tiempo libre

Antes de que Courtney se casara, consideraba que su tiempo era suyo. Hacía planes para el día (que siempre incluían ver a su hoy esposo), pero seguían siendo suyos. Después de que se casaron y empezaron a vivir juntos, el tiempo libre dejó de ser “lo que voy a hacer” y se convirtió en “lo que vamos a hacer”, explica.

“Fue un cambio extraño al principio, casi como si estuviera perdiendo un poco el control de mi día”. Disfrutaba hacer cosas con su esposo, pero seguía deseando tener tiempo para ella. Y esa necesidad de espacio y de “tiempo para mí” es normal y saludable, dice Park.

Pueden amar el tiempo que pasan juntos, pero es importante que tengan tiempo a solas para hacer las cosas que disfrutan, no solo para su bienestar individual, sino también para conservar saludable la relación entre ustedes.

La comida algo de todos los días

Al ser novios, pueden hacerse de vez en cuando una deliciosa comida para deleitar al otro. Ya sea por aniversario, por cumpleaños o sólo por demostrar amor. Sin embargo, una vez casados, la comida es algo en lo que deben preocuparse todos los días.

Tu sensación de seguridad

Adrienne C. y su ahora esposo estuvieron juntos 15 años antes de casarse. Primero vivieron como compañeros de cuarto, después como pareja, y eventualmente se convirtieron en padres.

“Casarse nunca fue una de mis prioridades”, dice. “Estábamos comprometidos y felices y no necesitábamos más.” Pero por cuestiones de un seguro médico, se casaron legalmente hace cuatro años.

“No queríamos que nuestra relación cambiara”, dice, “pero lo que no esperaba era la sensación adicional de seguridad que trajo el documento. Me siento más segura en el caso de que algo le ocurra a alguno de los dos”, nos cuenta Adrienne.

Siguenos:

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux