LOADING

Type to search

Deducciones y Créditos Fiscales

Avatar
Share

Por: Leticia Aguilar  //
Vicepresidente Ejecutiva Union Bank

 
  ¿Qué harías si te dijeran que el gobierno te puede dar dinero por haber pagado más de lo necesario en tus impuestos? Y si acaso olvidaste reportar algún ingreso que te pueda costar pagar más dinero, ¿Te gustaría evitarlo? Claro. Para evitar pagar más de lo necesario, es recomendable asesorarse con un contador o asesor de impuestos con licencia, experto con las leyes y procedimientos tributarios. Considere todas las deducciones que le corresponden a usted y tome ventaja de créditos fiscales a su disposición. No se trata de convertirnos en expertos del código tributario sino en guardianes del dinero que ganamos con sacrificio.
 
Los créditos y las deducciones fiscales son dos maneras de reducir sus facturas de impuestos sobre sus ingresos.  Las deducciones impositivas reducen cuánto usted debe en impuestos disminuyendo sus ingresos moviéndolo a una escala de impuesto inferior. Para aprovechar deducciones, el contribuyente debe hacer una lista detallada de su declaración de impuestos. Los créditos fiscales son calculados después de que usted determina su escala de impuesto y cuánto usted debe en impuestos. Un crédito fiscal es una reducción de dólar por dólar en la cantidad del impuesto que usted debe y está disponible a los contribuyentes que lo detallan en una lista.
 
  Aquí hay algunas deducciones y créditos fiscales comúnmente olvidados:
 
  Costos de búsqueda de empleo: Si usted estuvo desempleado y buscó empleo en su misma línea de trabajo durante el 2011, usted puede deducir los gastos de búsqueda de empleo. Los gastos de búsqueda de empleo incluyen artículos como alimentos, alojamiento y transporte si su búsqueda lo lleva lejos de casa, los honorarios de las agencias de empleo, el franqueo, los costos de impresión de hojas y tarjetas de presentación, etc. Sin embargo, los gastos de búsqueda de empleo incurridos al buscar su primer trabajo no califican como una deducción de impuestos.
 
  Gastos menores para organizaciones benéficas: Además de donaciones caritativas que ha realizado durante el año, asegúrese de llevar un registro de gastos menores que pudiera haber incurrido al hacer un trabajo para una organización benéfica. Por ejemplo, la compra de los ingredientes de un platillo que preparó para ayudar a recaudar fondos para dicha organización o lo que gastó en costos de correo para mandar un sinnúmero de cartas pidiendo donaciones. Todos esos pequeños gastos pueden ser deducciones fiscales. Guarde sus recibos, ya que si sus gastos suman más de $250, usted necesitará la documentación de la organización.  Si usted usó su auto durante su actividad con la organización caritativa en el 2011, asegúrese de deducir 14 centavos por milla más el costo de estacionamiento y costos de casetas de autopistas.
 
  Crédito para compradores de vivienda: El crédito expiró en 2010 para la mayoría de los compradores de viviendas, sin embargo, si usted es un miembro de las fuerzas armadas en servicio prolongado fuera de los Estados Unidos por lo menos 90 días durante el período a partir del 31 de diciembre del 2008, y concluyó antes del primero de mayo del 2010, usted puede calificar para un crédito tributario de hasta $ 8,000 dólares. 
 
  Crédito por realizar arreglos en el hogar relacionados con el ahorro de energía: A pesar de que este crédito se ha reducido, aún puede aprovechar las ventajas si en el 2011 realizó los proyectos de reemplazo de eficiencia energética. El crédito es de 10 por ciento del costo de los productos que le ahorren energía.  Por ejemplo, ventanas e instalación de materiales que reducen y previenen la transmisión de calor, electricidad y ruido. El crédito máximo es de $500 permitidos en todas sus declaraciones fiscales del 2006 a 2011.  No hay límite de cantidad monetaria para recibir otro crédito para aquellos dueños de casa que instalaron equipo calificado de fuentes de energía alternativa residencial, como la instalación de sistemas de energía solar o eólica. Su crédito puede ser 30 por ciento del costo total (incluyendo mano de obra) de tales sistemas instalados hasta el 2016.
 
  Es importante señalar que no todos califican para determinadas deducciones fiscales y créditos. Si usted ganó menos de $49,000, puede obtener ayuda gratis con su declaración de impuesto.  La ayuda la puede obtener personalmente en las oficinas del IRS o por medio del programa Asistencia Voluntaria al Contribuyente (Volunteer Income Tax Assistance VITA por sus siglas en inglés). Y si tiene más de 60 años, puede obtener ayuda por medio del programa Asesoramiento Tributario Para Los Ancianos (Tax Counseling for the Elderly TCE por sus siglas en inglés) dirigido por AARP. Para obtener más información, visite el sitio web del IRS http://www.irs.gov/espanol/index.html  
Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux