LOADING

Type to search

“Empatía”…. Cualidad indispensable en casa

Avatar
Share

Amor, comunicación, valores y ponerse en los zapatos del otro, son algunos de los elementos que bien aplicados, pueden unir a los miembros de una familia y hacer de ellos un clan inquebrantable

Amor, comunicación, valores y ponerse en los zapatos del otro, son algunos de los elementos que bien aplicados, pueden unir a los miembros de una familia y hacer de ellos un clan inquebrantable!

¿Recuerda la vez que alguien le ayudó a cambiar la llanta de su carro en medio de un aguacero ó, a cargar una bolsa de mandado demasiado pesada?… Si respondió afirmativamente a cualquiera de estas situaciones, entonces puede decir que tuvo la gran suerte de haberse encontrado con personas empáticas.

¿Cómo se identifica a una persona empática? Sencillo! Suelen ser seres muy colaboradores y solidarios y por lo general, ponen sus propios asuntos a un lado para ayudar a alguien en necesidad.

Este tipo de personas se pueden encontrar por todos lados, menos donde debiera, en casa. Así es, por lo general, entre los miembros de la familia, suele escasear la empatía entre ellos mismos y eso resulta tan irónico como lamentable.

¿QUE ES LA EMPATIA?

La empatía es una destreza humana, que implica primero, en reconocer las necesidades y los sentimientos de otras personas y segundo, hacer algo para ayudarlas. Es algo que popularmente se conoce como la capacidad de “ponerse en los zapatos del otro”.
Ser empático es tener la habilidad de captar lo que otra persona puede estar sintiendo o requiriendo, muchas veces sin necesidad de que ésta lo exprese. Es poder escuchar, comprender y sintonizarse con las emociones de los demás, aunque tenga que dejar por un momento las propias necesidades de lado.

Desafortunadamente, con el ritmo de la vida actual, donde predomina la prisa y la competitividad, topar con personas empáticas no es tan fácil. Sin ir muy lejos, muchas veces dentro del mismo hogar, se propicia la práctica y enseñanza de la empatía. Los padres llegan cansados de sus trabajos y dejándose llevar por sus estados de ánimo, su estrés o sus preocupaciones, olvidan la necesidad atender a sus hijos o a sus parejas.

Algunos padres suelen caer en el error creer que los problemas de los hijos no son tan grandes o críticos como los propios, se encierran en su mundo adulto y se pierde la oportunidad de tener ese acercamiento tan necesario con los hijos, acercamiento que con un poco de empatía se percibiría como elemento indispensable en la relación familiar.

CUALIDAD INDISPENSABLE EN CASA.

Como sucede con todo valor, es en casa donde se inicia el desarrollo y se enriquece la habilidad de la empatía. Los padres son los modelos primordiales para que el valor de la empatía se aplique, tanto dentro del hogar, como fuera de él. Sin embargo, se torna muy difícil que los hijos lo aprendan y lo practiquen, cuando no lo ven en sus propias casas.

Los padres deben continuar demostrando empatía hacia sus hijos, principalmente, inculcar este valor con el ejemplo. Es necesario transmitirles la importancia de comprender y atender las necesidades y los sentimientos de los demás, no sólo con los que forman parte del hogar, sino también con las personas que están fuera, en la escuela, en el barrio, la iglesia, ya sean conocidos o no.
Como padres es importante:

– Estimular a los niños a que siempre que puedan, reflexionen cómo pueden estar sintiéndose los demás ante determinada situación.
– Corregirles cada vez que hagan comentarios o se expresen menospreciando a los demás.
– Apoyar cuando muestran una actitud empática hacia otros.
– Mostrar con su ejemplo la satisfacción que se siente al ayudar o escuchar a alguien: cuando un vecino llega a conversar, al atender la llamada telefónica de un amigo o familiar que necesita ser escuchado, visitar a un conocido que ha estado enfermo, entre otros.

Existe una técnica muy útil que puede utilizarse en casa. Cada miembro diariamente, puede anotar, en un cuaderno o pizarra, al menos una acción en la que haya demostrado empatía durante el día, por ejemplo: “consolé a mi amiguito porque su mascota está enferma”, “le ayudé a un compañero de trabajo a terminar su proyecto”, “me reuní con una amiga que necesitaba desahogarse por un problema”, “le cedí mi asiento del bus a una persona mayor”, etc.

EL BENEFICIO DE LA EMPATIA.

→ Las personas que desarrollan la empatía mantienen relaciones más profundas con los demás.
→ Son más efectivos en la comunicación, debido a que son capaces de monitorear las reacciones de los demás.
→ Comparten los sentimientos del otro, incluso sin tener que exponerlo en forma verbal.
→ Están en capacidad de ser compasivos frente a situaciones dolorosas.

Existe una “reflexión de oro” para poder desarrollar y poner en práctica la habilidad de la empatía. Esta incluye un ejercicio básico que consiste en responder constantemente a las siguientes preguntas:
•- ¿Cómo me sentiría yo si me pasara lo que le sucedió al otro?
•- ¿Me gustaría que me hicieran lo mismo que yo estoy haciéndole al otro?
•- ¿Qué me gustaría que el otro hiciera por mí si yo estuviera en su situación?
Todos los días tenemos oportunidades para demostrar empatía. Sólo hay que tener el oído y el corazón abierto para acercarse a alguien que requiere de nuestra ayuda. Y si usted inculca empatía a sus hijos a temprana edad, notará que conforme éstos crecen van siguiendo sus enseñanzas. Y no hay mejor recompensa para un padre, que ver a sus hijos convertidos en personas de bien…-•-

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux