LOADING

Type to search

Empieza una nueva etapa con el pie derecho!

Avatar
Share

Llegó fin de año y con él infinidad de nuevos planes,  pero creo que si en el 2015 tuviste una ruptura amorosa que te ha golpeado duro, tu mayor anhelo será recuperarte, y volver a comenzar.

   Una separación siempre es una época muy dura, especialmente si la relación ha durado muchos años o si es una pareja que tiene hijos, ya que entonces, las prioridades cambian de manera total. Cada persona es un mundo, al igual que sucede con cada pareja, por lo que cada uno vive de una determinada manera los días que suceden a la ruptura, que sin duda, supone un gran cambio en la vida de cualquier persona. Pero cuando llega el momento de volver a empezar, de dejar de sentirse triste y conseguir volver a encauzar la vida en el terreno sentimental, surgen grandes interrogantes, dos de ellas son: ¿Cómo dar este paso? ¿Qué se puede hacer para que resulte menos difícil llevarlo a cabo?

  Todos sabemos que es larga la recuperación tras la ruptura de una relación, y para muchas personas es doloroso el imaginar que deben volver a vivir solos y seguir por su cuenta y eventualmente les parecerá imposible. Y si bien, el volver a estar solteros requiere un gran esfuerzo, pero se logra. 

  Descubre a continuación cómo empezar esta nueva etapa con el pie derecho.

 –  No busques culpables… Luego de una ruptura es muy común que culpemos a nuestra ex pareja, pero también es común que nos culpemos a nosotros mismos. Ninguna de estas dos reacciones te hará bien. Debes recordar que no eres ni una víctima ni un victimario, sino que un sobreviviente de una relación que no dio resultado.

–  Da vuelta a la página… Una vez firmado el divorcio, o concretada la separación, no te desgastes en recordar todas las cosas que nos llevaron a la separación, recalcando en tu cabeza sus defectos y errores. Trata de preservar en tu cabeza las cosas buenas y los recuerdos lindos de ambos. Sin resentimientos y rabia es más fácil reconciliarte contigo mismo y con la vida.

–  No idealices la soltería… Es natural que tras una separación sintamos que nos han liberado de un encierro terrible y que queramos disfrutar de esta añorada libertad. Pero cuidado, la soltería no siempre es fácil, te enfrentarás a problemas que antes solías resolver en pareja y que ahora deberás afrontar solo. Es bueno saber de antemano que la soltería también tiene momentos difíciles.

– Renuévate… Esto corre tanto para ti como para tu casa. Sal de compras y renueva un poco tu armario, cuidando elegir prendas alegres y coquetas. Has lo mismo con tu casa, libérate de los objetos y muebles que compraron juntos y reemplázalos por unos nuevos totalmente de tu gusto. Estos cambios pueden representar un gran paso en el inicio de esta nueva etapa y en la superación de la anterior, pues te harán sentirte dueño de este nuevo espacio.

– Encuentra el lado bueno… Te vas a dar cuenta de a poco que volver a vivir solo no es tan malo. Vas a notar que tu ropa cabe sin problemas en el clóset, que no debes bajar 5 veces al día la tapa del WC y que ya no hay calcetines en el suelo. Cambia esa actitud depresiva por una positiva, por ejemplo, dejando de martirizarte porque duermes sola/o en una cama enorme, para comenzar a disfrutar el que tienes un gran espacio para dormir en la posición que tú quieras.

–  Haz vida social… Lo peor para superar una separación es quedarse sola/o en la casa viendo una película. Continúa con tu vida social de siempre, ve de copas con tus amigas/os y no dejes de asistir a un evento porque no tienes pareja, al contrario, te sorprenderá la cantidad de personas solteras que hay en todas partes, a quienes nunca viste por estar en pareja.

–  Practica algún deporte… El deporte mejora la autoestima, la salud, mantiene en forma y recrea. Si es que no solías hacer deporte, este es el momento para comenzar a hacerlo. Apúntate a un gimnasio, sal a correr o toma clases de baile. Verás cómo tu ánimo comienza a mejorar, al mismo tiempo que lo hace tu figura.

–  Mímate y cuídate… No detengas esas ganas que tienes de hacerte la manicure, o ese peeling facial que tanto has postergado. De la misma forma, disfruta de un café con tus amigas/os, como también de la música que más te gusta. No dejes que tu rutina diaria se reduzca al trabajo y a los quehaceres domésticos.

– No te apresures en buscar otra relación… Tras haber estado un tiempo en pareja, hay cosas de nosotros mismos que han cambiado y que no conocemos o no hemos hecho conscientes. Aprovecha este tiempo para volver a conocerte y para saber quién y cómo eres estando sola/o, y de qué cosas te gustan hacer. Además, el buscar una pareja obsesivamente podría provocar que seas poco selectivo y que por ende termines con alguien que no es el más adecuado para ti. 

  Buena suerte y sigue adelante la vida no se termina con una pareja!

 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux