LOADING

Type to search

Futuro incierto del antiinmigrante A. Mansoor

Avatar
Share

Por: Dr. Humberto Caspa

   Costa Mesa, la ciudad californiana que empezó con políticas duras y nefastas contra los inmigrantes, todavía se resiste al cambio.  A pesar de tener un “look” diferente, sus bases conservadoras siguen siendo las mismas, aunque los retrógradas racistas que se apoderaron de las instituciones de gobierno a inicios del 2000 ya no son parte de la dirigencia política.

  La comunidad latina, algunos sectores del Partido Demócrata y grupos defensores de las libertades civiles e individuales sacaron de las instituciones de poder a gente como Martin H. Millard, racista e ideólogo de la cultura nazi, y a creyentes de la segregación racial.  Otros, como el ex concejal y ex alcalde Eric Bever, simplemente sucumbieron debido a un mandato interno de Costa Mesa que no les permiten ejercer en el gobierno por más de 8 años.

  Sin embargo, hay algunos políticos que se resisten a dejar su sustento diario o como vulgarmente se dice, “no les gusta dejar la mamila”.  Un político que encaja dentro de este modelo es el ex alcalde de Costa Mesa Allan Mansoor, quien durante su estadía en el gobierno quiso expulsar de la ciudad no sólo a los inmigrantes indocumentados sino también a ciudadanos estadounidenses de raíces latinas a través de ordenanzas municipales.  Hoy, Costa Mesa todavía considera un delito patear una pelota de futbol soccer en algunos parques de la ciudad.

  Por mucho, las políticas que propició Mansoor en el gobierno de Costa Mesa fueron un presagio a lo que iba a ocurrir después a nivel nacional en el Estado de Arizona, donde se instituyeron medidas radicales contra la población latina.

  Después de ocho años en el gobierno local, Mansoor buscó una curul en la Asamblea Estatal.  No tuvo problemas en derrotar a los demócratas, Phu Nguyen en 2010 y a Robert Rush en 2012.

  Recientemente se ha anotado para reemplazar a John Moorlach en el 2do Distrito de la Junta de Supervisores del Condado de Orange.  Moorlach tiene que dejar su puesto en el 2015 debido a impedimentos institucionales, los cuales le permite ser reelegido solamente en dos oportunidades.

  Esta vez, la elección de Mansoor será bastante difícil.  En Mayo de 2013, Michelle Steel, miembro del Board of Equalization del estado de California, se destapó como candidata al puesto de supervisor de OC.  Steel es esposa del Shawn Steel, ex dirigente del Partido Republicano del Condado de Orange, y tiene el apoyo de la maquinaria republicana y dirigentes políticos de alto calibre, como el congresista federal Dana Rohrabacher.

   Obviamente, la candidatura de Mansoor al puesto de supervisor del Condado de Orange está fríamente calculada. chicksandcocks.com  Moorlach está ahora considerando participar en las elecciones del gobierno de Costa Mesa y mantener, junto a Gary Monahan, Steve Mensinger y Jim Righeimer, un gobierno enteramente para los republicanos.

    Los días de vida política de Allan Mansoor parece que finalmente llegan a su fin.  Su futuro no es promisorio si es que pierde en las elecciones de noviembre.  No tiene un título universitario, perdió su trabajo en las oficinas del Sheriff y no sabe más que vivir de la política.  Mansoor está en serios problemas.
Humberto Caspa, Ph.D., es profesor e investigador de Economics On The Move. E-mail: hcletters@yahoo.com.

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux