LOADING

Type to search

Hábitos irritantes que matan el amor…

Avatar
Share

¿conoce algunos de ellos?, ¿sabe cuáles son o cómo evitarlos?

Por: Martha Lizola

Muchos de los conflictos de pareja se deben a ciertos hábitos, manías y costumbres, a las  que por desgracia, bastante gente no les da la correcta ‘importancia’ y los considera ‘mínimos”, es más, a veces ni piensa en lo molesto que pueden resultar para la otra persona de la pareja, pero que para ésta llegan a hacerse simplemente insoportables. Por eso, a continuación te damos algunos ejemplos de cuáles son y te sugerimos cómo combatirlos para mejorar tu relación.

Ejemplo: Los niños se acostaron sin protestar ni lloriqueos. Usted satisfecha y feliz en su rincón preferido de su recámara se dispone a continuar la lectura de un libro o revista con el mejor de los ánimos, se prepara con una taza de café a disfrutar de unos momentos de tranquilidad, cuando de pronto… Crac, crac, crac… ¡Qué costumbre! De nuevo ese molesto ruido que produce su esposo al tronarse los nudillos de los dedos. De repente a duras penas logra contener su mal humor, la compañía de su esposo le molesta y ese traqueteo de dedos es, sencillamente insoportable.

Aunque nos parezca exagerado, muchos problemas conyugales se originan a causa de ciertos hábitos o manías que tiene uno u otro cónyuge, produciendo en el otro irritación y malestar, es posible que su esposo cante en voz baja mientras cena, o que apague la colilla de cigarro en el plato donde acaba de comer. O quizá sea ella la que tenga la mala costumbre, que en un restaurante lleve su tenedor al plato de su pareja para probar la comida que éste ha ordenado, o es una persona descuidada que deja regadas sus prendas íntimas en el cuarto de baño, o tal vez el defecto de que ¡jamás! llega puntual a una cita.

Estos detalles insignificantes no parecen tener importancia alguna, sobre todo para las personas que observan desde afuera. Sin embargo, los expertos en conflictos matrimoniales reportan que estas costumbres aparentemente ‘sin importancia’, a menudo producen infinidad de problemas conyugales, el primer lugar de las quejas de los esposos al acudir a un terapeuta familiar, es sobre los ‘hábitos irritantes’ de sus esposas.

¿Cómo es posible que personas maduras le den tanta importancia a detalles insignificantes? ¿Es realmente desagradable traquear los dedos? Mientras que defectos de carácter y otros rasgos negativos de la personalidad resulten más tolerables que un hábito sin importancia. Además todos tenemos que aceptar ciertas costumbres desagradables en los demás, pero la convivencia hace que estos hábitos resalten más de la cuenta, ¡No rechazamos a un amigo sólo porque se muerde las uñas! Sin embargo, resulta difícil aceptar la misma costumbre en la persona con la que compartimos nuestras vidas. ¿Por qué sucede esto?

La proximidad aumenta los defectos; este concepto es obvio, la convivencia hace que los defectos cobren mayor importancia de la que en realidad tienen, no podemos evitar que la costumbre de nuestro cónyuge se refleje en nosotros y nos afecte, pasan cierto número de horas al día juntos con la persona y con sus hábitos, que no pueden evitar.

La pareja es la relación humana más íntima, en la que existe más compenetración, es la única relación es la que el ‘tú’ y el ‘yo’ se funden para convertirse en el “nosotros”. Y como formamos parte del “nosotros” observamos la conducta del otro y estamos atentos a las fallas que pueden estropear una imagen ideal.

Un hábito irritante en su cónyuge crea cierto resentimiento y disgusto en el otro. Este estado de ánimo es progresivo y en la mayoría de los casos, lleva al fracaso irremediable al más feliz de los matrimonios.

Por eso es que tenemos que ser tolerantes con nuestro cónyuge, hablar sobre la situación que nos molesta y tratar que esos ‘Hábitos Irritantes’ sean lo menos frecuentes posibles, pero debemos aceptar que los hábitos se producen a consecuencia de motivaciones inconscientes, con la tolerancia evitan una batalla cotidiana para que no culmine en un rompimiento definitivo del matrimonio. Pero si en realidad ya no lo soportan, busquen ayuda profesional.

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux