LOADING

Type to search

¿Alguna vez te has preguntado… Qué será de tí ‘si él te termina’?

Avatar
Share

Por: Sylvia I. Q.

  Sin dudas, hay muchas mujeres, y hombres también, que viven en nivel de angustia y los sentimientos de fracaso asociados a una ruptura afectiva que pone fin a la relación de pareja… ¿Qué será de mí ‘si él me termina’?
  Además del dolor causado por una separación o divorcio, para muchas es el temor a ser juzgadas por la familia y la sociedad. Esto es lo que más nos angustia, ya que desde una perspectiva totalmente ajena nos da una cuota de culpabilidad por haber dado fin a la relación. 

  En muchos casos, los sentimientos de fracaso y culpa son asimismo experimentados por aquellas mujeres cuyas relaciones han terminado debido al deceso de su pareja. De todos modos, junto a los sentimientos de fracaso, es muy común que también experimentemos un marcado sentido de pérdida luego de la disolución de la relación. El sentido de ‘conexión’ y ‘pertenencia’ son deseos muy reales y básicos propios de la condición humana. Para la mujer, la relación de pareja puede incluso llegar a representar su propia identidad y en ciertas comunidades su posición dentro de ellas está totalmente definida por su relación.

  Lo cierto es que una ruptura afectiva es dura de sobrellevar, y para la mujer ésta puede llegar a  jugar un rol muy importante en lo referente a la disminución de su autovaloración y autoestima.   Esto se debe a que para la mujer su sentido de ‘ser’ está directamente ligado a la calidad de sus relaciones con otros. ¿Entonces, qué se puede esperar cuando la relación se termina? Si la relación terminó de común acuerdo y la decisión fue aceptada por ambas partes de una manera amigable, las partes sin duda experimentarán dolor, pero los sentimientos de fracaso y culpa serán menos. El sentido de pérdida será mucho mayor si la relación se terminó por fallecimiento o como resultado de incompatibilidad, infidelidad, ira, hostilidad, abuso emocional o físico, etc.

  Lo cierto es que los sentimientos asociados con la disolución de la relación puede llevar a revivir una etapa anterior en tu vida, probablemente la adolescencia, cuando recién comenzábamos a interesarnos y a relacionarnos con el otro sexo, ya que durante esa etapa es cuando se tienen las primeras experiencias reales de ansiedad e inseguridad acerca del interés que pueda o no despertar en otros. Pero en sí, la ruptura se torna muy difícil cuando entramos en  la ‘época de plenitud’, es decir, pasados los 35 años. Esto se debe a que culturalmente, la mujer ha crecido convencida de que para sentirse ‘completa’, necesita la presencia de un hombre en su vida. Por lo tanto, una termina creyendo que si no tiene a alguien con quien compartir su vida, es mejor ‘conseguir a alguien’ antes que sea demasiado tarde.

  A lo largo de la historia, las mujeres siempre demostramos gran fuerza emocional y entereza durante los momentos difíciles, pero cuando entramos en una relación de pareja, quizás por razones culturales, comenzamos a depender ‘de’ y a aceptar su fuerza.  De ese modo, cuando la relación se termina, ya sea por separación, divorcio o fallecimiento, comenzamos a sentir que emocionalmente nuestra capacidad para enfrentar tal situación se ve disminuida y de esa manera no logramos darnos una oportunidad para seguir creciendo.

  ¿Qué podemos hacer?, podríamos decir que hay dos caminos posibles, uno seria salir a buscar una nueva pareja, o puedes darte tiempo para enfrentar  y planificar tu propio camino.
  Ten muy presente que si sales a buscar una nueva pareja debes recordar bien los errores cometidos para que no te suceda los mismo. Todas tenemos la oportunidad de ser felices y encontrar el hombre perfecto para nosotras. ¡Buena Suerte!.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux