LOADING

Type to search

¡Cuidado! Con las compras de medicamentos por internet

Avatar
Share
  La Internet ha posibilitado que los consumidores compren cualquier mercancía sin salir de sus casas. Independientemente de que se trate de una pizza o de un vehículo, los consumidores pueden encontrar lo que deseen, con unos cuantos clics del ratón de su computadora.
 
  Pero la compra de mercancías por Internet siempre va acompañada de un cierto grado de riesgo, especialmente cuando se trata de medicamentos. No todos los sitios Web que venden medicamentos son confiables, y muchos médicos estiman que la compra de medicamentos por Internet no es nunca una opción viable. Reconociendo el riesgo que implica tal transacción, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ofrece los siguientes consejos a los consumidores que compran medicamentos en la Internet.
 
  Investigar acerca de los medicamentos antes de pedirlos: Los consumidores deben informarse lo más posible acerca de los medicamentos que se proponen comprar antes de hacer el pedido. Deben saber la apariencia del medicamento, incluyendo color, textura, forma y envase. Si el medicamento tiene un sabor u olor determinado, tome nota de ello antes de consumir cualquier medicamento comprado en la Internet.
 
  Saber lo que se está comprando: Muchos sitios Web que venden medicamentos son perfectamente legales y confiables. Sin embargo, otros tantos venden medicamentos que no han sido inspeccionados ni verificados por la FDA, los cuales podrían contener el ingrediente activo erróneo, o demasiada cantidad o poca del mismo, lo cual afecta su efectividad e incluso podría ser letal. Estos sitios fraudulentos aparentan ser tan creíbles como sus contrapartes legítimas, pero venden medicamentos inefectivos o peligrosos a los consumidores que no saben lo que obtienen a cambio.
 
  En una iniciativa para concientizar a los consumidores con respecto a la compra de medicamentos en Internet, la FDA compró y analizó diversos productos que se venden en sitios Web como el Tamiflu,  que se usa para el tratamiento de infecciones de gripe. El ingrediente activo del Tamiflu es el oseltamivir, pero el paquete comprado en Internet por la FDA recibido como Tamiflu no contenía ese ingrediente activo oseltamivir. Los consumidores reportaron problemas similares con la compra de Ambien, Xanax, Lexapro y Ativan en la Internet. En vez de recibir esos medicamentos, obtuvieron productos que contenían la versión extranjera del Haldol, potente antipsicótico que enviaron a los consumidores al salón de emergencias donde se les atendió por numerosos trastornos.
 
  Cuando compre medicamentos por Internet, la FDA advierte las señales siguientes de que un sitio Web es confiable:
• El sitio opera en los Estados Unidos.
• El sitio Web tiene licencia de la junta estatal de farmacia del lugar en el que opera.
• El sitio Web ofrece una lista de farmacéuticos certificados disponibles para responder cualquier pregunta.
• El sitio Web proporciona información de contacto accesible para que los consumidores puedan hablar con una persona si tienen algún comentario o pregunta.
• El sitio Web  tiene una política de privacidad accesible y comprensible para sus consumidores.
• El sitio Web no vende información del consumidor sin consentimiento previo.
• El sitio Web sólo vende medicamentos con receta a los consumidores con una receta existente.
 
  Para obtener más información acerca de la seguridad en los medicamentos con receta, visite el sitio Web www.fda.gov.  
Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux