LOADING

Type to search

Igualdad de derechos en las personas mayores

Avatar
Share

Hoy día, millones de personas de la tercera edad sufren de pobreza crónica; enfermedades no tratadas; falta de vivienda o albergue inadecuado; violencia, abuso y maltrato; falta de educación; poco o n

Hoy día, millones de personas de la tercera edad sufren de pobreza crónica; enfermedades no tratadas; falta de vivienda o albergue inadecuado; violencia, abuso y maltrato; falta de educación; poco o ningún acceso a la justicia; temor y aislamiento.

Discriminación por Edad

La mayoría de las sociedades discriminan a las personas por razones de edad, sin pensar que esas personas mayores tienen los mismos derechos que los adultos y jóvenes. Los tienen porque son seres humanos, pero principalmente porque se los han ganado a través de la vida, ya que gracias a ellos, nosotros somos y tenemos lo que hoy disfrutamos. Las personas mayores están luchando por ser vistas, escuchadas y comprendidas. Sin embargo, siguen siendo excluidas del diálogo y las acciones. Resultado: tanto mujeres como hombres mayores no están recibiendo los beneficios y ventajas que les corresponde.

La población de avanzada edad es cada vez más grande y aunque la mayoría de los sistemas laborales, suelen “jubilarlos” a los 65 años, todavía hay muchísimos que tienen mucho que dar, que aprender y que enseñar a los demás, es decir su productividad no termina con los años, simplemente cambia, a veces forzada la forma de manifestarla.

Los ancianos tienen mucho de lo que todavía nos falta por adquirir, ya que la mayoría de nosotros, si así está destinado, en un tiempo ocuparemos su lugar y no nos gustaría ser menospreciados, ignorados o abandonados. La vejez, más que un asunto de edad, es de conciencia. Se calcula que actualmente, en América Latina y en Estados Unidos, alrededor del 8% de la población tiene más de 60 años y casi la mitad de ellos padecen enfermedad, abandono o soledad. 

Las personas de la tercera edad tienen derecho a vivir con dignidad y verse libres de explotación y de malos tratos, físicos o mentales y por ello diferentes Organizaciones de Personas Adultas y Comisiones de Derechos Humanos, han luchado por promover la dignidad y los derechos de los hombres y mujeres de pelo blanco. Y entre los principales derechos de las personas mayores están: — El vivir tranquilos, acompañados, felices, sin preocupaciones en el seno de la familia que ellos edificaron.

— El tener acceso a alimentos preparados especialmente dependiendo de su estado físico o de salud.
— El mantenerse limpios y arreglados con ayuda de los demás.
— A poderse reunir con sus hijos, nietos, parientes y amigos para recordar todo lo que hicieron cuando eran más jóvenes.
— A ser atendidos en sus problemas de salud con calidad, oportunidad y cariño, procurando en todo momento su bienestar integral.
— A vivir en un hogar que les brinde amor, ayuda y comprensión y a ser ubicados en casas de reposo o asilos solamente si así ellos lo desean.
— Tienen derecho a manejar y utilizar sus bienes y dinero libremente, a menos que sus capacidades mentales lo impida, para lo que es necesario que tengan un apoderado legalmente reconocido.
— Tienen derecho a platicar, opinar y participar en las decisiones familiares
— A divertirse y descansar.
— A no ser tratados con violencia física o psicológica. A no recibir burlas ante sus “discapacidades”, fisiológicas o mentales.
— Tienen derecho a tener un trabajo digno y bien remunerado, si están en condiciones de realizarlo y así lo desean.
— A recibir una pensión justa por retirarse después de haber cumplido con los requisitos de trabajo que marca la ley.
— A recibir el mismo trato legal ante cualquier problema que tengan.
— A que se les ceda el paso y se les den sitios privilegiados en todos los lugares a donde asistan: bancos, tiendas, cines, transportes,

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux