LOADING

Type to search

Juez aprueba pago de $ 30 millones para niña quemada por dispensador de agua

Avatar
Share

Fuente: Telemundo 52

La menor sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en más del 30% de su cuerpo y sus médicos dicen que tendrá cicatrices permanentes por el resto de su vida, según los documentos judiciales.

Un juez aprobó este miércoles un pago de $ 30 millones para resolver parte de una demanda presentada en nombre de una niña de Covina de 2 años que resultó con quemaduras cuando un dispensador de agua supuestamente defectuoso le disparó agua caliente en 2018.

Según el fallo de la Juez del Tribunal Superior de Los Ángeles, Samantha Jessner, DS Services of America Inc., el propietario de Sparkletts y el distribuidor Costco Wholesale Corp. pagarán $ 25.7 millones y Crystal Mountain Products Inc., fabricante del dispensador, contribuirá con los $ 4.3 millones restantes. 

Los acusados ​​también acordaron resolver los reclamos de angustia emocional de la madre de la niña y uno de los dos hermanos de la niña, que ahora tiene 11 años.

La madre recibirá $ 1.425 millones y su hijo $ 200,000, con lo que el acuerdo total será de $ 31.6 millones.

El acuerdo del hijo fue aprobado a principios de esta semana por otro juez. Tanto él como su hermana necesitaban la aprobación del tribunal debido a su edad.

Sparkletts emitió una declaración poco después de que se presentara el caso en marzo de 2019, diciendo que “la seguridad de todos los productos DS Services y Sparkletts, y productos de terceros entregados por nosotros, es de suma importancia”.

La niña tenía 17 meses y estaba en casa con su madre y sus hermanos cuando resultó herida el 29 de diciembre de 2018 después de que supuestamente un “dispensador de agua defectuoso y peligrosamente diseñado disparó agua hirviendo en su cara, pecho y estómago”, según la demanda.

En sus documentos judiciales, Kevin Boyle, un abogado supervisor en el caso, declaró que los beneficios estimados de por vida de la niña a través de una anualidad son de aproximadamente $ 54.8 millones.

“No solo este resultado sería notable en tiempos normales, sino que es realmente alucinante que se haya obtenido durante la pandemia global de COVID-19”, escribió Boyle en sus documentos judiciales.

En sus documentos judiciales, el abogado principal Robert Glassman dijo que la niña estuvo hospitalizada durante dos meses después del accidente y pasó varias semanas en un respirador. Dijo que ella fue sometida a seis cirugías extensas de injerto de tejido y todavía deberá someterse a dos cirugías más de tratamiento con láser  en los próximos meses.

La niña sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en más del 30% de su cuerpo y sus médicos dicen que tendrá cicatrices permanentes por el resto de su vida, según los documentos judiciales de Glassman.

“Lo que le sucedió a (la niña) no se puede deshacer”, declaró Glassman en los periódicos. “Sus heridas son permanentes y ciertas”.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux