LOADING

Type to search

La Columna del Lic. Vidriera 21-2013

Share

Por Maso

  Ya te habrás fijado que hay personas que te caen gordas, te caen mal, y en realidad nunca las has tratado, las has visto poco y con algunas ni siquiera has cruzado palabra, pero sientes que te caen mal, “sabes” que no necesitas tratarlas, estás seguro que son personas sangronas y que te caen  como patadas de mula en el estómago.

   Oye, ¿y alguna vez te ha pateado una mula en el estómago? ¿Sabes lo que se siente o lo imaginas? ¿Alguna vez has estado cerca de una mula, conoces a alguna mula en persona? No, pero te imaginas…  Cuando una persona nos cae mal a simple vista es porque imaginamos, porque prejuzgamos; es porque ya tenemos en la mente un catálogo de tipos físicos que nos caen mal… a algunos les caen mal todos los serios, los chaparros, a otros todos los gordos, los chistosos, los altos, los flacos, los negros, los blancos, los pintos; algunos tienen catálogos muy específicos de la gente que les cae bien y la gente que les cae mal…. Unos creen firmemente que todos los narizones somos corajudos y sangrepesada y que los chatos son sangreliviana y buenas gentes, que los orejones son inteligentes y los de oreja chica astutos, que los…. bueno cada quien tiene su catálogo bien completo y detallado, en que encasilla a las personas nomás al verlas. Luego un día sucede que esa persona que te cayó mal a simple vista, cuando la tratas descubres que es una persona sumamente agradable y que estabas equivocado en tu pre-juicio.

    No niego que pueda suceder que entre las personas se dé eso que se da entre los imanes, que si los pones por un lado se atraen y si los pones por el otro se rechazan… A las personas hay que hallarles el modo. Los prejuicios nos impiden no solo disfrutar de la amistad y buen trato de las personas, también nos impiden gozar de las cosas, las situaciones y la vida en general… Creo yo que a toda persona  le podemos encontrar un lado agradable, que todos nos podemos caer bien si lo intentamos. Yo creo que hasta el diablo puede ser una persona agradable si lo tratamos, ¿de qué otro modo se puede entender que Dios no le haya dado matarile en tanto tiempo? Una de dos: O lo necesita o le cae bien… o las dos 

   Pero se da el caso que hay otras personas que sí hemos tratado y seguimos tratando y nos cayeron y nos siguen cayendo mal, y eso no sólo ocasiona estrés, sino que ha sido la causa de daños muy serios en la vida de la humanidad, porque por eso se empiezan pleitos y las guerras, por caerse mal, y no debería de ser. Si no nos cayéramos mal los unos a los otros el mundo sería feliz… bueno, por lo menos más humano. A fin de cuentas, todo viene siendo fruto de la ignorancia e inmadurez.  

  Aparte de los prejuicios que hacen que una persona te caiga gorda sin conocerla, te puede caer gorda una persona por una de dos razones, que casi se encierran en una….
1.- Nos cae gorda una persona  cuando no es como nosotros queremos que sea. Es decir, no aceptamos a los demás como son. En parte, porque no entendemos cómo fregaos no puede todo mundo ser como nosotros de perfeutos. Y sobre todo porque no entendemos cómo pueda haber una persona que se crea más perfecta que nosotros
2.- Nos cae gorda, bien gorda, una persona que ve nuestros defectos, una persona que es capaz de vernos como somos y no como nosotros queremos que nos vean.  Una persona que sea capaz de fijarse en tus flaquezas en tus errores, y cargar más la vista en los pocos defectos que tenemos antes que fijarse en nuestras muchas cualidades, esa es una persona odiosa, repugnante ¿cómo no es capaz de ver las muchas cualidades que tenemos y que todos los demás las ven?¿por qué tiene que fijarse en ese defectillo insignificante, que apenas se nota? ¿Por qué no me adula, como hacen otros?… chicksandcocks.com   Porque no me ve como el fregón que soy y es capaz de ver las debilidades que yo sé que sí tengo, pero que a mí no me gusta ver… ni que me las vean.

   Todo ese relajo de odiar y aborrecer y que te caiga gorda la gente es estresante y te hace infeliz. Toda esa preocupación por caer bien, por ocultar tu verdadero ser, por querer ser como quieren que seas, todo eso cansa, es pesado.  Solo aligerando la carga podrás levantar el vuelo…  (qué frasesota me aventé… si no me la alabas me vas a caer como patada mula en los…. intestinos).

   Por lo que te dije arriba, tal vez se pueda sacar como conclusión que la persona que más fácilmente cae gorda, que más cae mal a más gente es la persona doble, el hipócrita, ni Cristo los soportó aunque eran “sus hijos”, o sus hermanos, por lo menos. Y entre menos personas te caigan gordas y a menos personas les caigas mal tú, más feliz serás, tendrás más éxito en la vida, volarás más alto… ¡y es tan fácil! Acepta a los demás como son, pero trata de fijarte más en sus virtudes que en sus defectos. Al tiempo que aceptas a los demás como son, acéptate tú como eres y así muéstrate a los demás, todo será más fácil, más liviano, más placentero. 

  No si pa’dar consejos soy bueno… De eso hablaremos la próxima semana….

Salud! Saludos y hasta la próxima….

Siguenos:

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux