LOADING

Type to search

La dejó el marido y, de coraje ella le quemó 400 celulares del negocio de éste.

Avatar
Share

Lamentablemente el matrimonio de esta pareja ya venía en picada. Él se cansó y la dejó. Ella, tan indignada como dolida tuvo la brillante idea de prenderle fuego a más de 400 celulares

Lamentablemente el matrimonio de esta pareja ya venía en picada. Él se cansó y la dejó. Ella, tan indignada como dolida tuvo la brillante idea de prenderle fuego a más de 400 celulares del local que era de ambos…, y aunque le parezca una verdadera Locura, así es como sucedió.

La pareja poseía un exitoso negocio de venta de celulares en Weifang, China. Sin embargo, su matrimonio seguía por otros carriles no tan felices. Él se cansó y la abandonó, generando una ira incontenible.

La señora Wang, no logró contener su descontento y fue hasta el local, prendió fuego a todo el stock de teléfonos móviles (valuados en más de 35 mil dólares) y se fue… Los vecinos detectaron el humo, llamaron a los bomberos, que nada pudieron hacer.
Actualmente, según informa la agencia de noticias china Xinhua, la mujer fue arrestada y permanece incomunicada.

 

Por norma del restaurante: El personal que encuentre alguna mosca en los platos de sopa, se la debe comer!

El cocinero de un céntrico hotel de la ciudad de Harbin, en el noreste de China, y aunque esto le suene asqueroso, se vio obligado
a comerse una mosca que fue encontrada en el plato de un cliente, para salvar su puesto de trabajo… y no es broma! Este extraño caso sucedió cuando los ciudadanos Huang Wei y Chenli Hong decidieron ir a comer al hotel Toronto y en pleno almuerzo, descubrieron la presencia del insecto en un plato de sopa.

Los clientes protestaron ante el gerente del establecimiento, quien llamó al cocinero -Zhang Zong Bao- y le pidió explicaciones sobre cómo había llegado la mosca al Plato. Zbang observó el insecto, lo cogió con sus dedos y se lo comió ante la sorpresa de los clientes, que en desagravio fueron invitados a degustar el mejor menú de la casa. Sin embargo, la actitud del cocinero no causó extrañeza entre el resto del personal, ya que al parecer los trabajadores están acostumbrados a ‘tragarse’ los insectos cuando se despistan y alguno acaba un plato. Uno de los camareros confirmó la noticia al periodista que acudió expresamente al local para confirmar la veracidad de los hechos. El empleado, quien no ser identificado, aseguró que casos como el de la mosca eran frecuentes y que el personal debía comerse los insectos si no quería perder su puesto de trabajo.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux